La presidenta del Partido Popular de la Comunitat Valenciana. Isabel Bonig, ha afirmado este viernes que la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana sobre el decreto de plurilingüismo del Gobierno valencaino, “establece que el Consell impone un modelo único donde no se garantiza la libertad a las familias”.

    Bonig se ha pronunciado así minutos antes de la reunión que ha mantenido con asociaciones de padres y plataformas para valorar la última sentencia sobre la política lingüística del Consell, que ha calificado de “un misil en la línea de flotación de la política lingüística del Consell”. En la reunión ha habido representación de la escuela pública y concertada y también ha asistido la portavoz de Educación del GPP en Les Corts, Beatriz Gascó. “La reunión se debe a que durante 3 años el conseller Marzà y el President de la Generalitat, Ximo Puig, han sido incapaces de recibir a estas plataformas”, ha explicado la presidenta del PPCV.

   Bonig ha explicado que la sentencia “pone de relieve que el proyecto lingüístico del Consell es nulo y atenta contra la libertad y contra la igualdad que consagra la Constitución”. “Muchos de los artículos del decreto derogado perviven en el Decreto-Ley y en la ley del plurilingüismo que se aprobó en febrero -con el voto en contra del PPCV-, y por eso el contenido de esta sentencia es tan relevante”.

   La presidenta popular ha indicado que el modelo del President Puig respecto a la lengua “es el mismo que el del procés catalán”. “La sentencia dice otra cosa que es relevante, y es la falta de oferta para que los padres puedan elegir línea en castellano. Hay municipios donde no hay ni una sola oferta en castellano, como en la Vall d’Uixó, con 12 colegios públicos y todos en valenciano. Solo hay tres, que son concertados, que ofrecen línea en castellano. En la Comunitat Valenciana hoy no hay oferta para que las familias puedan elegir línea en castellano o valenciano”, ha aseverado.

   Así, Bonig ha indicado que “ante la falta de oferta no hay libertad para las familias. La sentencia establece que se impone un modelo único donde no se garantiza la libertad. Es una sentencia fundamental y hay que informar a las familias”. La presidenta del PPCV ha afirmado que el modelo del PPCV “es volver a la libertad para las familias, para que puedan elegir la lengua que quieran para sus hijos”. Bonig ha recordado que en su día ofreció a Puig establecer un programa de fomento del valenciano en las zonas castellanohablantes, “porque el idioma no se impone, se fomenta, y dijo que no”.

   “El PPCV quiere estar al lado de las familias desatendidas por este Consell y afear un modelo que copia literalmente el independentismo. El PPCV se va a dejar la piel para que en la Comunitat Valenciana se garantice la libertad de los padres y se fomente el valenciano sin imposición”, ha añadido.

   Por último, Bonig se ha referido también a la plataforma creada por el PPCV en la que se están recogiendo quejas por casos de adoctrinamiento en las aulas. “Las quejas no son anónimas, la gente se identifica, y vamos a pedir reuniones para que nos expliquen sus inquietudes y las trasladaremos en iniciativas en Les Corts”. La presidente del PPCV ha señalado que el PP “no ataca a nadie, vamos a defender la escuela pública y queremos la mejor, pero queremos una escuela pública fuera del enfrentamiento político. Los ciudadanos se quejan de las imposiciones, de cómo Marzà vende una gestión educativa cuando están teniendo muchos problemas. Una de las principales preocupaciones de los ciudadanos hoy en la Comunitat Valenciana es la educación”, ha concluido.