La Presidenta del Partido Popular de la Comunidad Valenciana (PPCV), Isabel Bonig, ha señalado este jueves que el Presidente de la Generalitat, Ximo Puig, “no se puede ir de la ciudad a Alicante sin la dimisión del alcalde de Alicante, Gabriel Echávarri, sobre la mesa o en el bolsillo, pero no se puede marchar sin resolver el caos que se vive en Alicante”.

    Bonig ha denunciado el peso que esta situación tiene sobre la imagen reputacional de Alicante y, en este sentido, ha indicado que PSPV y Compromís tiene que cumplir con aquello que “siempre han pedido”. “Si Puig no es capaz de gobernar sobre su propio partido tendremos que apelar al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ya que ni el secretario general en la Comunitat ni en la provincia pueden con Echávarri y tendrá que intervenir Ferraz. Esta situación de desgobierno no se pude prolongar más”.

    Bonig se ha expresado en estos términos tras asistir a la apertura de la jornada del Día Mundial del Agua, organizada por la Federación de Comunidades de Regantes. Así, ha señalado que en política “se valora la coherencia y cuando un político ha hecho de la lucha contra la corrupción y del ataque a otros partidos su principal defensa y luego se encuentra en la misma situación tiene que actuar exactamente igual”.

    Para la Presidenta del PP “ni la ciudad de Alicante, ni los ciudadanos se merecen este desgonbierno y esta imagen que se esta ofreciendo de la Comunitat Valenciana, de la provincia y de la ciudad de Alicante”.

    Así mismo, Isabel Bonig ha trasladado a los alicante que el PP “está ahí, tiene alternativa y proyecto y siempre estará al servicio de los alicantinos”. “Este gobierno del tripartito es incapaz de gestionar la capital de la provincia de Alicante, los hechos hablan por sí solos”, ha señalado al tiempo que ha indicado que tres años después “se ha demostrado que el primer gobierno del cambio en Alicante ya está en un desgobierno absoluto”.