El presidente del Partido Popular Provincia de Alicante, Pepe Císcar, considera que “la medida del Gobierno de España de duplicar el precio del agua desalada es el tiro de gracia definitivo al regadío en la mitad sur de la provincia”. La empresa pública Acuamed ha decidido subir el precio del agua desalada de 0,30 euros por metro cúbico a 0,62 euros, lo que “supone la puntilla al eficiente sector agroalimentario alicantino tras la persecución del Trasvase Tajo-Segura por parte de Pedro Sánchez y de la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera”, asegura el líder de los populares alicantinos.

Císcar recuerda que “Pedro Sánchez ahoga la agricultura alicantina y lo hace, además, incumpliendo la Ley” porque incumple “claramente” lo aprobado en la Ley 1/2018, impulsada por el anterior Gobierno del Partido Popular, de medidas urgentes para paliar los efectos de la sequía. 

En esta ley se obliga al Gobierno a habilitar los mecanismos de subvención necesarios a fin de que el precio del agua desalada para riego no exceda los 0,3 euros por metro cúbico. “En vez de mantener el precio, lo que Pedro Sánchez es duplicar el agua desalada”, insiste el presidente popular.

“La incertidumbre que están generando las decisiones negativas del Gobierno de España en relación al agua van a costar muchos puestos de trabajo en la provincia”, asegura Císcar. Exige al presidente de la Generalitat, el socialista Ximo Puig, que “debe plantarse ya de una vez por todas ante Pedro Sánchez y reclamarle un trato justo para los agricultores alicantinos”.