El presidente del Partido Popular Provincia de Alicante, José Císcar, asegura que “el Gobierno del PSOE usa una burda excusa para recortar el trasvase al Segura”, después de que la Comisión de Explotación rebajara a 7,5 hectómetros cúbicos el agua que llegará a la provincia de Alicante por una supuesta rotura de tuberías en el Campo de Cartagena. El dirigente popular entiende que “es consecuencia del silencio de Ximo Puig a lo largo de los meses a la hora de defender el trasvase y plantar cara al presidente de Castilla-La Mancha”.

         Císcar afirma “no entender por qué una rotura en Cartagena impide llevar agua a la provincia de Alicante”. Asegura que es “una justificación chabacana” para dejar “al mínimo” los caudales trasvasables. “El presidente socialista de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, le ha ganado la partida a Ximo Puig, Mónica Oltra y al resto del Consell por incomparecencia”, reprocha el responsable de los populares alicantinos, “porque nadie de la Generalitat ha salido a dar la cara ni por los regantes ni por los intereses de la provincia de Alicante ante los ataques sufridos los últimos meses contra el Trasvase Tajo-Segura”.

         Recuerda no solo las palabras del presidente castellano-manchego, sino también “la sucesión de hechos puntuales que se convertirán en unos meses en el cierre definitivo del Tajo-Segura”, como el dictamen de la subcomisión de Estudio de Les Corts Valencianes, “donde no se contempló una defensa cerrada del trasvase y solo el PP presentó un voto particular a favor del Tajo-Segura”; el dictamen del Congreso a favor de reducir los trasvases y la respuesta del Ejecutivo de querer minimizar las transferencias de caudales por el cambio climático y sustituirlas por desalinizadoras. “Todo se ha realizado ante el mutismo de Ximo Puig; la pasividad de Mónica Oltra y el apoyo de Podemos”, resume el líder popular, “que han dejado tirados a los alicantinos, como era su obligación, para loar a sus jefes”.

         “El final del Trasvase no es una bravata, y sí una amenaza real que venimos anunciando desde hace varios meses”, asegura Císcar, “por lo que es necesario luchar por los regantes en la defensa del Tajo-Segura, que es el presente y el futuro de la provincia de Alicante”. Recuerda que seis de cada diez litros de agua para consumo salen del Trasvase, que mantiene el 60% de los regadíos de la provincia.

         “Sabemos que no podemos contar ni con Puig, ni con Oltra ni con sus partidos”, afirma Císcar, “pero los agricultores y los alicantinos saben que pueden confíar en el Partido Popular Provincia de Alicante ahora y siempre para defender el Trasvase Tajo-Segura”.