El presidente del Partido Popular Provincia de Alicante, Pepe Císcar, exige al jefe del Consell, Ximo Puig, que “explique” a los regantes del Vinalopó el “atropello” que supone la actuación de la Generalitat de “incautación” del embalse del Toscar, una obra sobre unos terrenos de propiedad de regantes que en su día fueron cedidos a la Conselleria con la finalidad de construir un embalse. Císcar recuerda que esta cesión tenía la condición de ser devuelta a los propios regantes y, ahora, “la Generalitat pretende quedarse con todo, en una actuación más propia de Venezuela que de un Estado democrático”.

“Esta decisión va a entorpecer gravemente la gestión de las infraestructuras hídricas a los regentes del Vinalopó”, explica Císcar, “ya que unas quedan en manos de la Junta Central de Usuarios del Vinalopó y otras en manos de la Conselleria”.

El PP “siempre ha defendido que haya una gestión unitaria en manos de los regentes porque su capacidad de respuesta es mayor en todo momento, son quienes mejor conocen los problemas de regadío y quienes mejor optimizan la poca agua que, desgraciadamente, disponen”.

El embalse del Toscar se construyó por los gobiernos del PP en la Generalitat como un embalse regulador de riego, con la exclusiva finalidad de regadío para una zona desfavorecida y dar servicio a las entidades de riego del Medio Vinalopó.

El presidente de los populares alicantinos muestra su “sorpresa” por la justificación de la Conselleria de Agricultura en contra de los regantes del Vinalopó al partir de la premisa de que “el embalse del Toscar no es solo una obra de riego, sino que también atiende a necesidades de abastecimiento urbano”. Este planteamiento, reflexiona Císcar, “nos lleva necesariamente a preguntarnos si está pensado el Consell en que las aguas de la toma del azud de la Marquesa, en la desembocadura del Júcar, han de servir también para abastecimiento urbano en el Vinalopó”. 

Los populares considera que, “dada la gravedad del asunto por la mala calidad de esa agua para el consumo humano”, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y la consellera de Agricultura, Elena Cebrián, “deben dejar de atrincherarse en el Palau de la Generalitat y venir a la provincia de Alicante a dar explicaciones”.