El presidente del Partido Popular Provincia de Alicante, José Císcar, alerta de que “la debilidad de Ximo Puig permite al PSOE de Castilla-La Mancha pedir el cierre del trasvase Tajo-Segura” y exige que “el Consell responda con contundencia a cada declaración contra esta infraestructura clave para la provincia de Alicante”.

El presidente de Castilla-La Mancha, el socialista Emiliano García-Page, anunció este martes en el Debate del Estado de la Región una “iniciativa legal” que finiquita la llegada de agua a la provincia de Alicante, además de volver a presentar un nuevo recurso contra el trasvase aprobado en agosto. “Solo el Memorándum firmado por el Partido Popular nos garantiza que va a llegar el agua a Alicante”, indicó el responsable popular, “porque si los socialistas hubieran podido, hace años que hubieran cerrado el Tajo-Segura”. Afirma que “los 20 hectómetros del último trasvase llegarán porque están blindados por una ley del Estado y nadie se la puede saltar, ni siquiera los socialistas”.

“Sin embargo”, puntualiza Císcar, “el apoyo de Pedro Sánchez al final del trasvase y el silencio del Consell dan alas a estas ideas de Page”. Recuerda el reciente dictamen aprobado por la comisión de Transición Ecológica del Congreso de los Diputados para “redimensionar” el Tajo-Segura, con el voto a favor del PSOE, y “las continuas declaraciones de Pedro Sánchez, la ministra y los altos cargos socialistas sobre el final de los trasvases”. El presidente de los populares alicantinos sostiene que “todas se encaminan hacia el final del trasvase mientras el Consell no abre la boca”.

Císcar echa de menos que ni el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y la consellera de Agricultura, Elena Cebrián, “oigan, vean y callen las afrentas contra el futuro de la provincia de Alicante que llegan desde todos los ámbitos socialistas”. Asegura que “el Partido Popular va a pelear en todos los frentes para que el sueño de Sánchez, Page y los socialistas no se transforme en realidad”.

“Si Puig no quiere saber nada de la provincia de Alicante, será la provincia la que le diga algo a quienes quieren acabar con ella”, manifiesta el presidente. Recuerda que el jefe del Consell “no pronuncio ni una vez la palabra ‘agua’ en su discurso en la Noche de la Economía Alicantina ante la estupefacción de los empresarios alicantinos”. Para Císcar, “la provincia de Alicante está vendida en temas hídricos con el Consell de Puig”.

Urge “a las fuerzas políticas alicantinas y a la sociedad a constituir una defensa común frente el avance de las posiciones antitrasvasistas en el Gobierno de España antes de que sea demasiado tarde”. Recuerda que el Gobierno de Pedro Sánchez quiere presentar esta nueva Ley de Cambio Climático en diciembre. “Será entonces cuando suprima el Memorándum que nos garantiza el agua del Tajo y se sustituya por otra ley que apruebe su cierre”, insiste Císcar, “y los recursos de Castilla-La Mancha que ahora no pasan saldrán adelante”.