El Partido Popular Provincia de AIicante rechaza “de forma contundente” el borrador de reforma constitucional que presentó este martes el presidente de la Generalitat, Ximo Puig. Los populares entienden que el texto “pone negro sobre blanco la obsesión indpendentista que Puig ha imprimido a su gobierno toda la legislatura mientras ha olvidado a las personas de esta provincia y de esta Comunitat”.

         El Partido Popular Provincia de Alicante considera que el borrador de reforma de la Constitución presentado por el Consell “tiene un claro carácter independentista que camina hacia un centralismo valenciano al eliminar las provincias”. El coordinador general, Rafael Candela, critica que “el Consell se queje del centralismo de Madrid mientras quiere quitar las capitales provinciales de Alicante y Castellón para que solo quede Valencia”.

         El PP “lamenta que el único objetivo del Consell en esta legislatura haya sido imponer una lengua sobre otra y un modelo político nacionalista en lugar de preocuparse de las necesidades de los ciudadanos como el trabajo, la educación y la sanidad”. Candela critica que “el Consell no haya querido aprovechar la buena marcha de la economía gracias a las reformas del Gobierno central para crear más y mejor empleo, apostar por la enseñanza en inglés, que lleguen las ayudas de la dependencia y eliminar las listas de espera”.

         Candela recuerda que “el Consell no ha terminado de construir ni un solo colegio nuevo en la provincia ni ha contado con nuevos centros de salud  ni tampoco inversiones para llevar agua de donde sobre a donde falta”. Lamenta que “lo único que ha llegado de la Generalitat Valenciana a Alicante han sido imposiciones y mentiras como las sedes de la Agencia Valenciana de la Innovación o la Conselleria de Turismo en Benidorm”.

         “El Consell no ha aportado ninguna iniciativa en favor de los ciudadanos en casi tres años de gobierno, en los que se ha centrado en imponer un modelo educativo excluyente en las aulas, abrir una nueva televisión autonómica a su imagen y poner trabas al diálogo con el Gobierno central”, resume el dirigente popular. Candela entiende que “este modelo de Constitución es todo el triste bagaje de trabajo que puede presentar Puig a los alicantinos en las elecciones autonómicas del próximo año”.

Los populares alicantinos creen que “no es momento de abrir debates políticos estériles, sino de resolver los problemas de los ciudadanos”. El coordinador general, Rafael Candela, asegura que “la prioridad del PP no será nunca el debate lingüístico ni la división comarcal, sino la educación, el empleo y los servicios sociales”. Insta al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, a que “guarde en un cajón su reforma constitucional y saque, si es que tiene, los proyectos para mejorar la vida de las personas”.

         “Todo este modelo de Constitución no es más que una cortina de humo para tapar la parálisis del Consell para resolver los auténtico problemas de los ciudadanos que son el empleo, la sanidad y la educación”, resume Candela. “En su lugar”, asegura el dirigente popular, “se han centrado en crear una Ley de Mancomunidades, otra de Comarcas y otros instrumentos contra las provincias”.

         El Partido Popular mantiene su compromiso “con la Constitución Española y el Estatuto de Autonomía actual” y considera que el borrador presentado por la Generalitat “es un paso más hacia la línea independentista  que se quiere copiar de Cataluña” y espera “que no llegue a ningún sitio”.

Los populares rechazan el texto presentado por el presidente de la Generalitat “por arogar a la comunidad autónoma todo el poder de decisión tanto en composición política como identitaria y económica”. Entienden que, de facto, “supone la ruptura política con el resto de España al no considerar las instituciones comunes como el Congreso igual de propias que las Cortes Valencianas”.