El Consell ha rechazado invertir 180 millones de euros en la provincia de Alicante al votar que no a las 260 enmiendas presentadas por el Grupo Popular en Les Corts referidas a las provincia. El presidente del Partido Popular Provincia de Alicante, José Císcar, considera que “Puig y Oltra han dado la espalda a los alicantinos con unas cuentas que discriminan a la provincia y cuya discriminación no quieren reparar”.

         Los partidos que sustentan al Consell (PSPV, Compromís y Podemos) rechazaron la semana pasada todas las enmiendas propuestas por el Partido Popular para los 141 municipios de la provincia de Alicante. “Los partidos del Titànic han dicho que no a construir más de 80 colegios, veinte centros sociales y otros tantos ambulatorios y centros de salud”, asegura Císcar.

         Entre los proyectos que presentaron los populares había desde 15.000 euros en ayudas para la promoción de la Anunciación del Pastorets de Agres a los cinco millones de euros para la rehabilitación del barrio Miguel Hernández de Alicante, una de las actuaciones más importantes. “El Partido Popular ha hecho un análisis pueblo a pueblo de las necesidades de los alicantinos, cosa que toda la maquinaria del Consell no ha conseguido, pero PSPV y Compromís han querido taparse los ojos y no votar a favor de más colegios, centros sociales y de salud para la provincia solo por el hecho de que el único que se ha acordado ha sido el Partido Popular”, protesta el dirigente alicantino.

         “La provincia de Alicante está infrafinanciada por la Generalitat Valenciana con menos 180 millones de euros que le correspondían para terminar estas infraestructuras básicas para crecer económica y socialmente”, reprocha Císcar. “Este Consell solo sabe pedir al Gobierno central más financiación”, indica el presidetne popular, “pero no la reparte de manera justa entre todos los habitantes de la Comunitat”. Recuerda que el actual gobierno de la Generalitat dispone de 2.300 millones de euros más que en 2015 por el aumento de la recaudación producto de la recuperación económica.

         “El Consell todavía desprecia más a los alicantinos al preferir dedicar cien millones de euros a abrir una radiotelevisión pública a construir el centro de salud Rincón de Loix en Benidorm o el de la Virgen de la Cabeza en Elda”, denuncia Císcar. Considera que “lo único que recibe la provincia de Alicante son engaños como la Agencia Valenciana de la Innovación o la carencia en infraestructuras hídricas”, ya que no se invierte lo necesario para modernizar las depuradoras y llevar agua a los necesitados campos alicantinos.