El coordinador general del Partido Popular Provincia de Alicante, Raúl Dalmau, acusa a Compromís de “esconder sus vergüenzas al mantener en el gobierno de Poble Nou de Benitatxell a un gobierno apoyado por tránsfugas y procesados por corrupción”. El responsable popular recuerda que “han pasado cien días de la vergonzosa moción de censura que Mónica Oltra y Gerard Fullana respaldaron para asaltar el poder y nadie del partido ha desautorizado esta operación política”.

         Dalmau comprende que “el silencio de Oltra, Fullana y todo Compromís supone una aprobación tácita que se pacte con tránsfugas y procesados por corrupción siempre que su formación llegue al poder”, por lo que “esta posición deslegitima a los responsables de esta formación nacionalista para criticar cualquier pacto que pueda hacer el Partido Popular”. Reta a los responsables de Compromís a demostrar “si han expulsado del partido o han tomado alguna medida contra sus tres concejales en Poble Nou de Benitatxell”. 

         “El cinismo de Compromís alcanza límites insoportables”, afirma Dalmau, “porque se indignan con supuestos escándalos de los demás mientras celebran alcanzar los sillones con tránsfugas y procesados por corrupción”. Entiende que “Fullana y Oltra callan y dejan hacer a sus concejales en Benitatxell mientras traman un malabarismo político para presentarlos a las próximas elecciones”.          El coordinador general espera “una reacción a la desesperada de Compromís para intentar salvar la cara” después de las denuncias públicas que realiza el Partido Popular, “porque sería lo mínimo”. Teme que los tres ediles del equipo de gobierno sean expulsados para presentarse a las elecciones como independientes y que Compromís.