El Grupo Parlamentario Popular (GPP) en Les Corts Valencianes denuncia más recortes, más colas y menos camas en la Sanidad valenciana durante este verano debido a la “incompetencia e incapacidad” de la consellera Ana Barceló y la ex responsable y actual ministra, Carmen Montón. El coordinador de Políticas Sociales, José Juan Zaplana, asegura que “Montón ha dejado un solar en la sanidad valenciana y Barceló es incapaz de levantar un edificio en esas condiciones”.

         Más de tres mil camas en los hospitales valencianos, incluidas en servicios básicos como la UCI, se cerrarán durante los meses de julio y agosto por falta de profesionales para atenderlas, lo que supone casi una de cada diez. La situación estos meses de verano es “mucho peor” que el año anterior y provocarán “colapsos” en hospitales y centros de salud al disminuir las sustituciones de personal por “falta de planificación”, critica la portavoz popular de Sanidad en la Cámara autonómica, María Remedios Yáñez. “La sanidad no se puede ir de vacaciones”, lamenta la portavoz popular.

         “La plantilla que se queda es insuficiente”, denuncia Yáñez. El desabastecimiento de personal en la provincia de Alicante es especialmente preocupante para la responsable popular, con una carencia de facultativos y enfermeros relevante. En el departamento de salud de Alicante, por ejemplo, se sustituye un médico de cada diez que se van de vacaciones. Casos similares se producen en otros departamentos como Alcoy o Elche. En el capítulo de Enfermería, la sustitución de profesionales cae hasta un 50%.

         Esta disminución afecta también a Urgencias y a Especialidades. “Zonas como Orihuela o Torrevieja, donde se duplica la población estos meses, van a sufrir un recorte del 40% en el número de profesionales”, evidencia la portavoz de Sanidad del Grupo Parlamentario Popular.

         La carencia de especialistas provoca que en toda la provincia de Alicante no haya ningún pediatra por las tardes y que todos los menores que sufran algún problema sanitario tengan que acudir a Urgencias. “Los recortes del Consell provocan que no haya centros de salud por las tardes y que todos los pacientes tengan que acudir al hospital”, critica Yáñez.

         “Nos esperan dos meses negros para las listas de espera, porque solo se realizarán las intervenciones ya programadas y de Urgencias, lo que provocará que aumenten las esperas para pruebas diagnósticas y operaciones”, advierte el coordinador de Políticas Sociales, José Juan Zaplana.

         El dirigente popular denuncia que “ni Montón ni Barceló se han dedicado a resolver los auténticos problemas de la sanidad valenciana, sino que han estado y están en otras cosas”. Como ejemplo, las quejas de pacientes al Síndic de Greuges han aumentado un 384% en dos años, desde las 112 registradas en 2015 (último año de gobierno del Partido Popular) a las 2290 que hubo el pasado ejercicio. “Todo se debe a una falta de diligencia en la gestión, porque dinero hay, pero no se ejecuta”, lamenta.

 

HUELGA DE TRANSPORTE SANITARIO

El coordinador de Políticas Sociales vaticinó que “volveremos a tener otra huelga” en el transporte sanitario. Zaplana cree que los paros de los técnicos se han cerrado en falso y culpa a la Conselleria de Sanidad de “ponerse de lado” en este conflicto laboral. “Queremos que Barceló cumpla lo que les prometió la consellera Montón a los trabajadores de incluir mejoras sociales y corregir los errores de la memoria económica”, exige el responsable popular.

         Zaplana critica los “caprichos” de la Conselleria de Sanidad, que obligará a la empresa licitadora a gastarse ocho millones de euros para “cambiar los colores de las ambulancias y el logotipo en la ropa de los trabajadores”. El popular entiende que “estos ocho millones de euros bien podrían ir mejorar las condiciones laborales de los técnicos”.

         El coordinador popular también criticó el anuncio de la consellera Barceló de construir un nuevo centro de salud en el PAU 2 de Alicante. “El Consell solo ha sido capaz de abrir en tres años el centro de salud de Benalúa porque el PP ya lo terminó y solo quedaba que equiparlo”, indica Zaplana. Recuerda que la Conselleria de Sanidad tiene pendientes otras infraestructuras sanitarias en la ciudad de Alicante como en Garbinet, la Playa de San Juan o el centro de especialidades de la calle Gerona. “Es una dejación de funciones brutal por parte de las responsables de la sanidad autonómica”, reitera.