El portavoz de agricultura del Grupo Popular, José Ramón Calpe, ha señalado que la aparición de un octavo brote de xylella “es una noticia nefasta que demuestra la ineficacia de las medidas adoptadas hasta la fecha por Agricultura para frenar la plaga”. Calpe ha señalado que “es hora de que Cebrián reaccione y asuma sus responsabilidades, máxime cuando estamos viendo que el cambio de Gobierno en Madrid no ha supuesto ningún cambio en esta cuestión. Cebrián puede y debe seguir quejándose, tras la última interterritorial, de que el Ministerio  no aumenta sus transferencias, pero mientras tanto, ha de ejercer sus competencias y tomar medidas”.

   El portavoz popular ha indicado que “es necesario más personal investigador sin ninguna demora. Está habilitado para contratarlo y pedimos que lo haga ya para mejorar la sanidad vegetal. Además, debe aplicarse al pago inmediato de las indemnizaciones sin someter a los agricultores afectados, que ya sufren demasiada carga con la pérdida de sus cultivos, a los complejos sistemas burocráticos que la Conselleria ha establecido para solicitar y pagar las ayudas”.

   José Ramón Calpe ha lamentado que “la política de la Conselleria se limite a declarar brotes. Hay que hacer un esfuerzo mayor en la explicación de la etiología de la plaga, en su prevención y tratamientos y en alternativas para los afectados y ésa debe ser una prioridad del Consell de Puig, aunque sea incapaz de impulsar el cambio de modelo de financiación y aunque el Gobierno de Sánchez no ponga un solo euro más de los que ponía el de Rajoy”.

 

Comparecencia de Cebrián en la diputación permanente de Les Corts

Por su parte, el diputado alicantino Juan de Dios Navarro, ha señalado que “desde el GPP hemos pedido la comparecencia urgente de la consellera Elena Cebrián en Les Corts. Es absolutamente urgente teniendo en cuenta la decepción de la última interterritorial en la que el gobierno de Sánchez ha se ha desentendido del problema ninguneando a Puig. Habíamos solicitado su comparecencia que aún seguimos esperando, pero ahora debe dar explicaciones ante la Diputación permanente dada la gravedad de la situación. La dejadez de Cebrián para dar la cara demuestra el escaso interés por un tema muy preocupante ante el que los agricultores de las comarcas afectadas se sienten abandonados”.

   Para Juan de Dios Navarro “la noticia del nuevo brote, el octavo, es muy preocupante porque se ha extendido más allá del almendro, afectando también a árboles y arbustos. La situación en el campo alicantino es caótica por culpa de la ineficacia de este Consell y su falta de iniciativa, dejando yermas grandes superficies de las comarcas de Las marinas y el Comtat”.

   Por último, Juan de Dios Navarro ha indicado que “estamos muy preocupados porque, lejos de solucionar el problema, se agrava. Las medidas de erradicación se están demostrando insuficientes, de espaldas al sector, y arrasando parcelas sin tratamientos claros ni efectivos. Venimos advirtiendo hace tiempo que sin la colaboración de los agricultores y su trabajo en el campo es imposible atajar la enfermedad y evitar que vaya a más, pero siguen sin hacer caso”.