El PP actuará en todos los municipios de la provincia de Alicante contra la imposición del valenciano como requisito imprescindible para el acceso a la función pública, como va a ocurrir en Dénia. El Ayuntamiento de Dénia, gobernado por los socialistas con mayoría absoluta, presentará mañana una moción en el Pleno para que sus 500 funcionarios tengan la obligación de conocer la lengua vernácula para tener su puesto. “El valenciano debe ser mérito, nunca requisito indispensable, para poder ser funcionario”, explica el coordinador general de los populares alicantinos, Raúl Dalmau.

Los populares presentarán mociones en todos los ayuntamientos para que “el PSOE diga si cierra la puerta de la Administración pública a miles de personas o si continúa con la hoja de ruta nacionalista de sus socios en el Botànic”. Entiende que “el ejemplo de Dénia se puede repetir en todos los municipios donde gobierne esta izquierda radical y nacionalista, desde la Vega Baja a la Marina Alta, porque no habrá un lugar en toda la provincia de Alicante que los socialistas no quieran imponer su adoctrinamiento lingüístico”.

Los socialistas dianenses se adelantan a la la futura Ley de Función Pública que el Consell tripartito de PSOE, Compromís y Podemos quieren aprobar en Les Corts para imponer el valenciano en todos los niveles de la Administración pública. “Trabajamos desde Les Corts Valencianes hasta el último municipio de la provincia de Alicante contra todo tipo de imposición que nos quieran introducir los socionacionalistas del Consell”, subraya el coordinador general del PP Provincia de Alicante.

Dalmau asegura que “el socialista Ximo Puig es el primer nacionalista de un Consell cuyo único objetivo es seguir la senda que marcan los independentistas en Cataluña” y recuerda el caso de los ‘comisarios lingüísticos’ en los colegios. “El Partido Popular no va a permitir en ningún caso este tipo de actuaciones, con nuestra lengua propia como herramienta para dividir a la sociedad”, indica, “sino que defendemos una educación trilingüe (español, valenciano e inglés) en libertad frente al adoctrinamiento de la izquierda”.