El vicesecretario general del Partido Popular Comunitat Valenciana (PPCV) y diputado autonómico, José Juan Zaplana, acusa a la consellera de Sanidad, Ana Barceló, de “congelar” las listas de espera al excluir a pacientes que han aceptado acudir a la sanidad privada de las estadísticas oficiales. Asegura que “el invierno sanitario ha congelado las listas de espera para maquillar y cocinar las listas de espera con la intención de salvaguardar su gestión política”.

De cada dos nuevos pacientes que han entrado en las listas de espera en el último trimestre de 2019, uno se desvía hacia la atención privada y, de manera automática, deja de computar. Esta bajada es puntual por un plan de choque con colaboración público-privada de la Conselleria de Sanidad después de años de “denostar” este modelo. Sin embargo, asegura Zaplana, “esto es pan para hoy y hambre para mañana porque las cifras volverán a aumentar en cuanto los especialistas empiecen a atender a quienes esperan una operación”.

“Hay dos realidades: la que nos cuenta la consellera y la que ve la gente en los centros de salud y sigue viendo cómo hay citas de 14 días de espera mientras los centros de urgencia están saturados”, incide Zaplana. Recuerda que hay citas de hasta 300 días en Oncología y dos años en Traumatología.

Zaplana asegura que “el Consell ha causado una alarma social en torno a la sanidad privada por motivos ideológicos y ahora pretende averiguar por qué nadie quiere a la privada”. El Partido Popular pone como prioridad en la sanidad “la salud, la cura de la enfermedad y la protección de la vida de los pacientes” frente a “los intereses ideológicos del Botànic”. 

El diputado popular ha hecho estas manifestaciones en la presentación de la campaña #Dóndeestámipediatra para denunciar la atención sanitaria infantil. Un tercio de los niños de la Comunitat Valenciana no tiene un pediatra, sino un médico de familia para atenderlo. “La Conselleria no tiene los profesionales suficientes para atender a los niños”, asegura Zaplana según datos de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria. 

Además, uno de cada dos pediatras tienen 60 años o más, lo que va a provocar que en los próximos años se jubilen. El Partido Popular pide a la consellera de Sanidad que “inste al ministro a aumentar el número de MIR en la especialidad para poder cubrir estas bajas”. Recuerda que el periodo de formación de un especialista “no permite que se suplan las carencias de un día para otro”.

El vicesecretario popular insta a Barceló a que “los ocho nuevos asesores que se ha puesto la consellera se conviertan en nueve pediatras”.