El Partido Popular preguntará al Gobierno por los asesores lingüísticos escolares que va a implantar la Generalitat Valenciana en los colegios y que, a través de formularios, inquirirá a los menores por el tipo de lengua que utilizan no solo en las aulas, sino también en su ámbito personal. El Grupo Parlamentario Popular en el Congreso y en el Senado anuncian una batería de iniciativas parlamentarias al Ejecutivo para que se pronuncie por esta medida. “Creemos que este tipo de medidas emprendidas por el Consell del Botànic están encaminadas a romper la convivencia”, asegura el portavoz de Educación popular en el Senado, Pablo Ruz.

“Queremos saber si Pedro Sánchez está de acuerdo con estas cosas pasen en la Comunitat Valenciana; si su Gobierno apoya que la Generalitat Valenciana atente contra las señas de identidad de la Comunitat Valenciana”, subrayan los parlamentarios populares en el Congreso y el Senado. “Queremos saber si el Gobierno está al corriente o si va a tomar medidas para garantizar la libertad educativa en todos los colegios de la Comunitat Valenciana”, insisten. 

Estos “injustificados e improcedentes” formularios preguntan a los menores de edad se inmiscuyen en temas tan íntimos como la lengua que se utiliza en las fiestas de cumpleaños o en los hogares, así como sugiere que la megafonía de los centros hagan sus anuncios en valenciano. El senador popular advierte de que estas actuaciones son “muy peligrosas” porque el Consell tripartito de PSOE, Compromís y Podemos “imita lo peor y pretende emular un modelo educativo y de convivencia que en Cataluña ha colapsado”.  Frente a esta postura, “los diputados y senadores del Partido Popular Comunitat Valenciana creemos en la libertad y en la convivencia pacífica de ambas lenguas para huir de ese colapso social que las instituciones públicas catalanas han generado”.

Los populares consideran que la Generalitat Valenciana “ha sobrepasado una línea roja” al inmiscuirse en los ámbitos privados, como han denunciado asociaciones de padres. “Lo que queremos evitar es que se llegue a una situación de confrontación como consecuencia de esa intromisión como ha ocurrido en Cataluña”, afirma Ruz. “La Comunitat Valenciana no puede ser un laboratorio de estas prácticas”, asegura el senador popular. 

“El valenciano y el español han convivido perfectamente en la Comunitat Valenciana los últimos 40 años”, indica Ruz, “y este es un debate impuesto y ficticio que ha aparecido con el Consell del Botànic”. El Partido Popular, sin embargo, “defiende la libertad de los padres para que puedan educar a sus hijos”. 

Catalanizar las escuelas

Por su parte, el diputado Agustín Almodóbar recuerda que “la política educativa  del Partido Popular consiste en otorgar libertad a los padres sobre cómo educar a sus hijos”, frente al Consell de Puig con el conseller nacionalista Vicent Marzà, “que quieren catalanizar nuestras escuelas, esa es su hija de ruta”.

Recuerda que los tribunales ya ha emitido 40 sentencias en contra de la política educativa del Consell, a través de las denuncias de asociaciones de padres y directores de colegios, entre otros colectivos educativos. “Nosotros siempre vamos a estar al lado de la comunidad educativa y vamos a defender por encima de todo la libertad”, insiste Almodóbar.

“Los que apuestan por politizar la educación valenciana, los que la ponen en riesgo, los que huyen de un modelo plural y los que quieren una escuela pública mediocre son el PSOE y Compromís”, a los que enfrenta “una escuela plural, libre y despolitizada”, como cree el Partido Popular.

Almodóbar considera que “todas las decisiones del Consell persiguen sólo un objetivo: ser una proyección de Cataluña” y que “el castellano no es bienvenido al PSOE y a Compromís”.