Alicante, 11-2-2021. El Partido Popular de la provincia de Alicante ha exigido hoy al Consell que escuche de una vez por todas a la hostelería y al comercio y flexibilice las restricciones a ambos sectores a partir del 16 de febrero con un proceso de desescalada por municipios atendiendo a criterios sanitarios.

Las contundentes medidas de cierre que están llevando a la ruina a miles de alicantinos tienen que replantearse por parte de la Generalitat Valenciana, que debe cumplir de forma prioritaria con sus obligaciones sanitarias para poder empezar a flexibilizar las restricciones a hosteleros y comerciantes.

Desde el PP de la Provincia de Alicante exigimos que la Conselleria que agilice las vacunaciones y que active de una vez por todas un plan para hacer las PCR en 48 horas, tal y como sucede en otras comunidades, porque la mayoría de ellas no se están haciendo ni en diez días desde el posible contagio. Esto es fundamental para un mayor control de la pandemia que permita flexibilizar las restricciones que afectan a todo un sector.

“El Consell no puede seguir descargando en hosteleros y comerciantes la mala gestión de la pandemia”, ha sostenido el presidente del PP provincial, Carlos Mazón, quien ha destacado que la propuesta del Partido Popular es hacer una “reapertura de locales de forma escalonada y atendiendo a los datos de cada municipio”.

Ante los gritos de auxilio de hosteleros y comerciantes el PP pide al Consell que planteé la apertura de terrazas con aforo limitado a cuatro personas por mesa aprovechando un recurso propio como la climatología de la provincia, así como prolongar la apertura del comercio hasta las 20 horas en el marco de un proceso de desescalada por municipios en función de la incidencia de contagios.

“Es urgente que la Conselleria de Sanidad haga sus deberes y aplique todos los protocolos sanitarios para proteger a la población. Solo así se podrá abrir cuanto antes los bares y locales y proteger también la economía y los negocios que ya no pueden sostenerse cerrados por más tiempo pagando impuestos”, ha señalado Mazón.

 

El PP de la Provincia de Alicante recuerda que hay informes de expertos que establecen que no está demostrado que estos sectores sean el foco principal de contagio, algo que ya ha avalado el Tribunal Superior de Justicia Vasco, que ha revocado el decreto de cierre de la hostelería en el País Vasco por este motivo.

Asimismo, existen informes que ratifican que no se puede demostrar que la hostelería sea el principal mal de la pandemia. Un ejemplo es el informe recientemente emitido por el Instituto Carlos III, un informe oficial que revela que el 40% de los contagios tiene un origen desconocido y que el 35% tiene origen familiar. “Pedimos a Puig y a la Conselleria de Sanidad que explique en qué informes se basan para tomar medidas tan drásticas sobre sectores a los que ya han estigmatizado”, ha indicado Mazón.