El PP de la Provincia de Alicante condena enérgicamente las protestas violentas de Valencia, así como en el resto de ciudades de España, tras el ingreso en prisión del rapero Hásel y que anoche dejaron graves disturbios en la Comunidad Valenciana. También quiere manifestar su total apoyo a la Policía y a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado.

El coordinador general del PP de la Provincia de Alicante, Juan Francisco Pérez Llorca, ha mostrado su condena “ante los hechos violentos que hemos visto” y ha lamentado que miembros del Consell hayan alentado este tipo de disturbios en vez de condenarlos.

“Desde el Partido Popular de Alicante lamentamos profundamente estos hechos Los dirigentes públicos son los que tienen que trabajar por calmar a la población y no alentar los disturbios y las manifestaciones violentas, que es lo que se desprende de lo que hemos visto en cargos de Compromís y Podemos. Eso es la muestra de la radicalidad de los partidos que conforman el gobierno del tripartito de la Comunidad Valenciana”, ha señalado.

Para Pérez Llorca, “es muy triste ver que parte del Gobieno Valenciano está alentando estas protestas cuando son los mismos que confinan ciudades los fines de semana y cierran negocios para que no se junte la gente. Y si no que se lo pregunten a los hosteleros”, ha añadido.

El Partido Popular de la Provincia de Alicante tilda de gran irresponsabilidad que la líder de Compromís, vicepresidenta del Gobierno de la Comunidad Valenciana, abone el terreno de estas manifestaciones retuiteando mensajes sobre las cargas policiales y mostrando imágenes de manifestantes sin ninguna medida de seguridad sanitaria por la pandemia cuando es una de las dirigentes autonómicas que ha apostado por las restricciones más severas para la ciudadanía.

 

El PP de la Provincia de Alicante defiende la libertad de expresión pacífica y responsable. En ningún caso se pueden defender posturas que ensalcen acciones violentas y que pretendan enmarcarse dentro del derecho a la libertad de expresión cuando están fomentando el odio y la radicalidad.