La portavoz de Sanidad del Grupo Parlamentario Popular en les Corts, María Remedio Yáñez, ha denunciado la falta de planificación  de los recursos humanos en Sanidad y los recortes sanitarios para este verano. “Montón huyó sin dejar establecido el plan de verano para los profesionales sanitarios que ha sido conocido esta semana, a las puertas del mes de julio, sin un presupuesto confirmado, con mala planificación y sin establecer de forma clara las necesidades de sustituciones y contratos que se van a poder realizar, además existen centros de salud cuyas fechas de cierre por las tardes no las tienen claras”.

   La portavoz de Sanidad ha instado a la nueva consellera a “ponerse las pilas ante los numerosos empastres” que le ha dejado su predecesora. “Le toca arreglar el desaguisado que ha dejado la ahora ministra de sanidad, cuya prioridad era ella misma y no tenía ningún compromiso con los profesionales. El actual estado crítico de la sanidad valenciana no puede seguir esperando a que Barceló se ponga al día. Ya ha habido margen de tiempo suficiente como para que afronte las cuestiones y tome decisiones”.

   Yáñez ha explicado que “los departamentos de salud han visto autorizados sus planes de vacaciones a solo una semana del inicio de julio y a espaldas de los sindicatos, como ya denunciaron hace unos días, por lo que los gestores apenas han tenido poco margen de tiempo para planificar los servicios de forma coherente para no mermar la calidad asistencial, porque tampoco sabían con qué recursos humanos iban a contar para sustituir, ni si habría refuerzos y qué cantidad en las zonas de más afluencia de población en estos meses veraniegos”.

   Yáñez ha denunciado que “los centros de salud volverán a cerrarse por las tardes este verano. Las personas que padecen enfermedades crónicas, al igual que en años anteriores, durante tres meses tendrán que acudir a la consulta del centro de salud  por la mañana para que se les controle y tener seguimiento de su enfermedad por su médico o enfermera”.

   La portavoz popular ha manifestado que “en estos tres años de gobierno del Botànic ha habido en verano recorte tras recorte, año tras año, con cierres de centros, de plantas de hospital, de quirófanos, de servicios y de camas hospitalarias. Y este año a los recortes se ha añadido el retraso y la mala previsión del Plan vacacional”.

   María Remedio Yáñez ha señalado que “no puede haber más recortes en el personal. Eso sería intolerable pues el pasado verano se sustituyó en hospitales de la costa, donde se hasta triplica la población,  2 de cada 10 médicos, o 5 de cada 10 enfermeras, o en los centros de salud costeros 1,5 médicos o 1,7 enfermeras de cada 10, por lo que no solo no hay  posibilidad  de acudir a las consultas en los centros de salud por la tarde, sino que además hay insuficiente personal para la atención domiciliaria”. 

   Por último, la representante popular  ha señalado que “la ciudadanía  no se merece este trato y tampoco los profesionales sanitarios valencianos,  que no se les haya confirmado los periodos de disfrute de sus vacaciones, a pocos días de producirse. Montón deja como legado no solo la imposición sobre cuándo debe ponerse una persona enferma, sino también que si en verano padeces una enfermedad crónica no mereces la atención adecuada”.