El Partido Popular Provincia de Alicante exige al secretario general de los socialistas valencianos, Ximo Puig, el cese del alcalde de Benejúzar, Miguel López Arenas, y del resto de concejales procesados por delito electoral. El regidor y otros tres concejales socialistas se enfrentan a penas de inhabilitación y multa por un presunto delito electoral al pedir el voto antes de la campaña electoral a las municipales de 2015. El coordinador de los populares en la Vega Baja, Antonio Bernabéu, recuerda que “el PSOE ha sobrepasado todas las líneas rojas del mundo y la única salida que tiene su líder autonómico, Ximo Puig, es cesar a todos los procesados si no quiere dar cobertura a presuntos tramposos”.

El alcalde de Benejúzar, Miguel López Arenas, y tres concejales socialistas se sentarán en el banquillo de los acusados después de que la Audiencia Provincial de Alicante desestimara el último recurso presentado por el PSOE contra el procesamiento de todo el grupo municipal socialistas en Benejúzar por un presunto delito electoral. Los acusados pidieron el voto, presuntamente, antes del inicio de la campaña electoral municipal en 2015 al buzonear folletos pidiendo el sufragio días antes de lo que marca la ley. “El Partido Popular lleva años pidiendo justicia mientras el PSOE ha alargado el castigo a estas prácticas hasta que Ximo Puig no tiene más remedio que cesar a todo su grupo municipal de Benejúzar”, reclama Bernabéu.

“Ya no hay más excusas: López Arenas y los tres ediles socialistas han llegado al final de sus responsabilidades políticas y desde su partido se lo deben de decir”, afirma el responsable de los populares en la Vega Baja. Recuerda que López Arenas y el resto de ediles “llevan años imputados con el beneplácito de sus responsables y ahora ya es el último paso procesal: la apertura de juicio oral, no hay más estadios en la Justicia”. Benabéu se muestra tajante: “O los cesa ahora o será cómplice del resultado de la sentencia”.

“Ahora podemos ver si al PSOE y a Ximo Puig le queda algo de palabra o vuelve a cambiar su doctrina cuando le afectan casos de presunta corrupción política como en esta ocasión”, insta Antonio Bernabéu.

El Partido Popular reclama a los socialistas valencianos “una decisión firme y clasificadora de su postura ante estas supuestas trampas sobre las que el alcalde de Benejúzar y los concejales tendrán que dar cuenta desde el banquillo de los acusados”. Bernabéu lamenta que “el PSOE haya llegado tarde a dar explicaciones a los ciudadanos y a demostrar su compromiso con la limpieza en las instituciones; ahora solo les queda la dignidad de no tener un alcalde procesado en sus filas”. 

Por su parte, el portavoz popular en Benejúzar, Antonio Bernabé, pide a todos los representantes políticos en el Consistorio “preservar el buen nombre del Ayuntamiento ante sus vecinos y evitar cualquier apoyo a personas procesadas por la Justicia”. Entiende que “es una situación excepcional en el municipio en la que está por encima de todo la dignidad de la institución” y hace un llamamiento a que “todos combatamos las presuntas malas prácticas de unos y evitemos que continúen al mando de la localidad”.