La portavoz de Medio Ambiente del Grupo Parlamentario Popular (GPP) de las Cortes Valencianas, Elisa Díaz, y el presidente del PP de Orihuela y concejal de Medio Ambiente, Dámaso Aparicio, exigen a la Conselleria de Medio Ambiente que “actúe ante la grave amenaza” de especies invasoras en la sierra de Orihuela. Tanto Díaz como Aparicio han podido comprobar cómo el cactus de Arizona, una de las plantas más peligrosas, ha ganado terreno los últimos años a las especies autóctonas.

La Conselleria de Agricultura se niega a invertir en la erradicación de esta planta exótica debido a la “elevada dificultad, baja rentabilidad y alto coste” económico que supondría la actuación. Los populares, sin embargo, han presentado una enmienda a los presupuestos de la Generalitat Valenciana en la que solicitan 200.000 euros para comenzar los trabajos de manera inmediata. “La actitud de la Conselleria es una auténtica decepción”, asegura Elisa Díaz, “porque se dejan la emergencia climática en el título y se niegan a pasar a los hechos y actuaciones concretas para mantener nuestro medio ambiente”.

La Generalitat Valenciana, bajo el gobierno del Partido Popular, invirtió casi un millón de euros entre 2010 y 2013 para acabar con la expansión del cactus de Arizona (se recogieron 200 toneladas de esta planta), sin embargo, ahora ha rebrotado con mayor fuerza. “Es difícil de creer que tras el gran esfuerzo que se llevó a cabo hace ocho años con el PPCV para intentar erradicar esta planta invasora, el Botànic haya tirado por la borda todo ese esfuerzo porque desde que gobierna la izquierda en la Comunitat Valenciana no se plantearon si quiera llevar a cabo actuaciones de mantenimiento para evitar lo que hemos visto en la sierra, un principio de nueva invasión del cactus de Arizona”.

Los populares exigen que “se actúe ya, porque es ahora cuando se ha de actuar para evitar que vaya a más, sin embargo desde la Consellería nos han dicho que no van a actuar por lo costoso que supone y la dificultad en una actitud de indolencia impropia de una Administración responsable”, asegura la portavoz de Medio Ambiente del GPP.

“Nos resulta del todo sorprendente que, ante una emergencia climática tan recurrente a diario por este Consell, no se acompañe de actuaciones directas como la de evitar invasiones de plantas que pueden llegar a dañar gravemente la sierra de Orihuela, hasta incluso prohibir que se pueda hacer un uso deportivo, cinegético, o de simple disfrute de esta sierra por la existencia masiva del cactus de Arizona por toda su extensión”, indica Díaz.

La portavoz popular asegura que su grupo “no cejará en el intento de que la Consellería haga lo que debe y evite que se produzca una catástrofe medioambiental por la invasión del cactus de Arizona en la sierra de Orihuela, que unido a la falta de reforestación, convierten la sierra en puro combustible por todos los pinos muertos que siguen allí y de imposible accesibilidad ante un más que probable incendio”.

Por su parte, el presidente de los populares oriolanos y concejal de Medio Ambiente, Dámaso Aparicio, asegura que “la estabilidad ambiental de la sierra de Orihuela está en grave riesgo y solo la Generalitat es competente para tomar medidas, por lo que es necesario que el Consell se tome en serio la propagación del cactus de Arizona y actúe”. Recuerda que desde el Partido Popular y el Ayuntamiento de Orihuela “hemos hecho nuestra parte, pero también pedimos a la Generalitat que nos ayude a mantener un tesoro natural como nuestra sierra como debe, limpio y en condiciones”.