El Partido Popular Provincia de Alicante exige al Gobierno que defienda en Europa al sector pesquero ante la disminución de las capturas obligadas por la Unión Europea. Los populares apoyan a las Cofradías de Pescadores, “que se verían abocados a su práctica desaparición”, asegura el vicesecretario popular Juan de Dios Navarro.

La Orden APA/423/2020 del 18 de mayo de la Unión Europea prevé una reducción de hasta el 40% de la pesca permitida hasta 2025, lo que haría inviable mantener la actual flota pesquera en la provincia. “El Gobierno ha abandonado al sector y ni siquiera se sienta con ellos”, lamenta Navarro, “por lo que será el Partido Popular quien lleve al Congreso y Senado las reivindicaciones de los pescadores”.

“El Partido Popular continúa a todos los niveles la defensa de nuestros sectores tradicionales ante un Gobierno que los abandona”, afirma el responsable popular. Los populares ya presentaron mociones a favor de las cofradías en los municipios de Santa Pola y Villajoyosa “y continuaremos presentando estas mociones en todos los municipios de la provincia afectados”. En dichas mociones, se instaba a la Conselleria de Agricultura a que se reuniera con el sector, “sin que la consellera Mireia Mollà ni siquiera haya contestado”. 

Los populares exigen “paralizar las ordenanzas europeas antes de que hagan un daño irreparable en nuestros sectores productivos”. Y exigen “máxima movilización de todas las administraciones para que no tengamos que lamentarlos después como ha ocurrido en otros sectores como la automoción”. 

Hasta el momento, “los socialistas no quieren saber nada de los pescadores”, Por eso, una representación de diputados y senadores populares, compuesta por Macarena Montesinos, Agustín Almodóbar y Pablo Ruz, mantuvo este lunes una reunión con el patrón mayor de la Cofradía de Pescadores de Santa Pola, Ángel Luchoro, y la alcaldesa de la localidad, Loreto Serrano. Los populares “haremos nuestras las reivindicaciones de los pescadores porque son justas y necesarias”, se comprometen los parlamentarios populares.

La orden europea obliga a dejar de pescar algunas de las especies más apreciadas como la gamba blanca, cigalas, salmones y merluza al entender que están en “desequilibrio”, mientras que las cofradías consideran que “hay de manera abundante” y no afectarían el ecosistema marino. “La reducción de días de pesca hasta casi la mitad obligará a miles de familias a dejar su oficio tradicional”, insisten, “sin contar lo que supone para mantener nuestra tradición de la dieta mediterránea, elemento protegidos por la ONU”.

“Los pescadores son los primeros interesados en proteger el mar Mediterráneo, que es su fuente de supervivencia”, explican los diputados y senadores populares, “por lo que los motivos medioambientales están suficientemente acreditados”. Es más, las propias cofradías advierten de que “la falta de pesca podría provocar un desequilibrio porque aumentarían las especies depredadoras que también se capturan” como el jurel, negro o bacalaílla. “Nadie sabe más de su oficio que los propios pescadores, pero este Gobierno ni les escucha”, lamentan. 

Por tanto, el Partido Popular entiende que “no estamos hablando de un problema ambiental, sino económico y hasta cultural que es obligación del Gobierno defender a miles de familias que viven en todo el Mediterráneo del tradicional oficio de la pesca”.