El presidente del Partido Popular Provincia de Alicante, Pepe Císcar, exige a la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, que “desautorice” al secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, porque “sus palabras son un no al trasvase Tajo-Segura”. El ‘número dos’ del Ministerio afirma en una entrevista que “la continuidad del trasvase la va a decidir la naturaleza y no la política”, niega que el Segura tenga déficit hídrico y asegura que todas las cuencas tendrán que ser autosuficientes, lo que implica que no haya interconexiones.

Císcar lamenta que las palabras del alto cargo del Gobierno socialista “causan incertidumbre” para la provincia porque “ha puesto fecha de caducidad al trasvase y será en diciembre”, con la aprobación de la nueva Ley de Cambio Climático que anuncia Morán. El responsable popular manifiesta “el inquebrantable apoyo del Partido Popular Provincia de Alicante con los regantes y el Trasvase como medio imprescindible e irrenunciable para el futuro de la provincia de Alicante”. Reitera que “el Partido Popular hará todo lo que esté en su mano para que los socialistas no cierren definitivamente el Tajo-Segura”.

Lamenta que Morán considere que el Segura no es una cuenca deficitaria: “Es el mismo argumento que utilizan para decir que la Comunitat Valenciana es una región rica y no darnos la financiación que necesitamos”. Replica que “los embalses de la cuenca del Segura son los menos llenos de España y las necesidades de agua por industria y población son netamente superiores al caudal acumulado”, por lo que “decir que Alicante no tiene déficit hídrico es una afirmación que solo el sectarismo de este Gobierno mantiene sin ningún dato fehaciente”.

El dirigente alicantino le recuerda al secretario de Medio Ambiente que “el futuro del Trasvase no depende de la naturaleza, sino de las decisiones políticas que tome el Gobierno central” y que ahora es trasvasar agua del Tajo al Segura “porque así lo marca la ley”. Entiende que “el secretario de Estado quiere cambiar esta ley porque ahora no puede cerrar el acueducto, como es su deseo, aunque ya saben cómo van a hacerlo”. Morán anuncia una Ley de Cambio Climático y Transición Energética que “será el preámbulo del cierre del Trasvase”, augura Císcar.

“Es normal las dudas entre los regantes porque el PSOE ya ha dado todas las pistas posibles sobre su posición contraria al Trasvase Tajo-Segura y las declaraciones del número dos del Ministerio no hacen sino ahondar las que ya han hecho otros dirigentes socialistas como el propio Pedro Sánchez; la ministra Teresa Ribera y el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page”, indica el presidente de los populares alicantinos. Vaticina que “si no hay un gobierno del Partido Popular en la Comunitat Valenciana en 2019, el Tajo-Segura no durará una legislatura más porque el PSOE lo quiere cerrar y Ximo Puig ni tiene fuerza ni nunca se enfrentará a sus jefes en Madrid como ha demostrado con la financiación”.

Entiende que “es imposible imaginar a este Gobierno del PSOE en favor del Tajo-Segura cuando sus dirigentes y sus socios en el Congreso como Podemos, ERC y PdCat ya nos quitaron el trasvase del Ebro y ahora quieren hacer lo mismo con el del Tajo-Segura”. Por eso, Císcar reclama a la ministra de Transición Ecológica que “salga por encima de todas las sospechas y aclare sin matices, ambages o dudas que el Gobierno de Pedro Sánchez no tocará ni una coma de la ley actual y garantizará que las transferencias hídricas del Tajo al Segura se mantendrán en tiempo y forma”.