El Partido Popular Provincia de Alicante presentará una moción en todos los ayuntamientos en defensa del Trasvase Tajo-Segura como “una infraestructura estratégica e imprescindible para el presente y futuro de la provincia de Alicante” y para rechazar “cualquier intento de eliminación o minoración”. En el texto, que se debatirá en los 141 municipios de la provincia, se insta a los gobiernos de España y de la Generalitat Valenciana “a defender el trasvase en su configuración actual” según las normas de explotación acordadas en el Memorándum ratificado entre la Administración central y la Comunitat Valenciana “por cuanto aportan estabilidad y seguridad jurídica al trasvase”.

         Los populares responden de esta manera al documento “en defensa del agua en la región” presentado por el consejero socialista de Agricultura de Castilla-La Mancha en el que propugna que “no se destine ni una sola gota de agua para regadío en el Levante” y para abastecimiento sólo “cuando haya necesidades imperiosas de consumo humano en la cuenca receptora y siempre poniendo por delante los intereses de la cuenca ceden”.

         “No nos vamos a quedar quietos mientras vemos cómo acaban uno de los pilares de nuestro presente y futuro”, manifiesta el coordinador general de los populares alicantinos, Rafael Candela. Los populares reclaman al resto de fuerzas políticas de la provincia de Alicante a “unirse en un mismo frente en defensa del Trasvase Tajo-Segura contra quienes quieren eliminarlo”.

         Candela entiende que “es un documento que todos los grupos políticos pueden adherirse”. Recuerda que “esta moción sigue el espíritu del Pacto Provincial del Agua aprobado el pasado mes de abril por PP, PSPV y Compromís junto con los representantes de las principales entidades de usuarios y regantes de la provincia de Alicante”. El dirigente popular entiende que esta moción “es una demostración más de que los representantes públicos de los alicantinos estamos siempre con nuestros regantes” y pide que “nadie se quede fuera por motivos políticos”.

         La moción rechaza cualquier tipo de disputa entre regiones: “Entre todos debemos erradicar la confrontación entre personas y territorios en el tema hídrico”, indica la moción, para lo que apuesta por “una nueva gestión, planificación y gobernanza del agua donde se evite el enfrentamiento” para crear procesos que “puedan aportar beneficios mutuos”.              

            “La provincia de Alicante no puede substituir tal y como la conocemos hoy en día sin los aportes del Tajo-Segura”, manifiesta Candela, “por lo que debemos hacer todo lo que esté en nuestra mano para protegerlo”. Recuerda que los caudales procedentes del trasvase nutren a más del 60% de los regadíos de nuestra provincia y permiten “mantener una agricultura muy competitiva y de alta tradición exportadora, con una incidencia muy positiva en la creación de empleo y generación de riqueza” y su derogación supondría “gravísimos prejuicios económicos, así como un retroceso de nuestra provincia”. Además, continúa la moción, “de esta infraestructura se nutren a través de la Mancomunidad de Canales del Taibilla 35 municipios de la provincia de Alicante”, entre ellos de los mayor población como Alicante, Elche, Torrevieja, Orihuela, San Vicente, Crevillente o Santa Pola.

            El documento rechaza el borrador impulsado por el Gobierno socialista de Castilla-La Mancha porque “olvida que el agua no es de las Comunidades Autónomas por donde pasa, sino que es un bien colectivo, propiedad de la nación española y cuya gestión y tutela corresponde al Estado”.

            Candela llama a la “unidad de acción de toda la provincia de Alicante en defensa del Tajo-Segura para que estos ataques a nuestro futuro no se vuelvan a repetir”.