El Partido Popular reivindica el agua y la agricultura como “valores fundacionales” de la provincia de Alicante “sin los cuales no podemos entender nuestro pasado ni proyectarnos al futuro”. El cabeza de lista de los populares al Congreso de los Diputados, César Sánchez, ha hecho estas declaraciones durante un encuentro comarcal en la pedanía ilicitana de La Hoya, en compañía del cabeza de lista al Senado, Pablo Ruz, y otros miembros de la candidatura a la Cámara Baja, como el también ilicitano Sergio Rodríguez.

      Sánchez ha reiterado “el compromiso del Partido Popular con el campo alicantino, sus hombres y mujeres y nuestro territorio”. A tal fin, entiende que los populares “somos la única opción que ha cumplido el compromiso de que llegue agua de calidad para nuestros agricultores”. Recuerda “la vigencia del Memorándum Tajo-Segura, firmado por un Gobierno del PP y que garantiza la llegada de caudales ante la deriva antitrasvasista del PSOE” y asegura que “nuestro próximo esfuerzo se centrará en acabar el Júcar-Vinalopó para que llegue más agua en el menor tiempo posible”.

         Por este motivo, “el Partido Popular promueve un Pacto Nacional del Agua que preserve desde el Estado un justo reparto de este bien tan necesario para la provincia de Alicante”. Entiende que “el proyecto de unidad nacional de Pablo Casado es el único que podrá proteger los trasvases ante las comunidades socialistas”.

             Por su parte, Pablo Ruz apela “al valor de la agricultura como fuente de bienestar ambiental y crecimiento económico”. Recuerda que “la agricultura fija la población en las zonas rurales y el sector agro alimentario crea riqueza y empleo que hace que los jóvenes no tengan que marcharse de los pueblos en busca de oportunidades”. Entiende que en la próxima legislatura “el Senado tendrá que liderar el debate sobre la España vaciada, que en realidad en sobre nuestras zonas rurales y que en la provincia no pueden sobrevivir sin agua ni agricultura”.