El Partido Popular Provincia de Alicante sale “a ganar las elecciones para unir Alicante y conseguir una mayoría suficiente para gobernar España y salir del bloqueo al que la tiene sumida Pedro Sánchez”, según manifiesta el número uno de los populares al Congreso de los Diputados, César Sánchez. Las candidaturas populares al Congreso y al Senado posaron juntas en la Plaza de la Montañeta de Alicante al inicio de una precampaña que ven como “una oportunidad no buscada para salir de la parálisis socialista y poner en marcha una España estable, segura y con principios”. Los candidatos populares tuvieron el respaldo del presidente del Partido Popular Provincia de Alicante, Eduardo Dolón; el presidente de la Diputación, Carlos Mazón, y el alcalde de Alicante, Luis Barca.

El Partido Popular obtuvo las pasadas elecciones de abril tres diputados (César Sánchez, Macarena Montesinos y Agustín Almodóbar) y un senador (Pablo Ruz). Los cuatro repiten en unas listas con unos retoques mínimos y con la aspiración de “acabar con la ruptura que ha traído Pedro Sánchez y procurar una suma de voluntades en torno a Pablo Casado”, para lo que piden “juntar en la papeleta del Partido Popular el espíritu de España Suma que otros partidos no han querido hacer realidad”.

César Sánchez pide para ello “un escaño más que las fuerzas de la división de las izquierdas para demostrar que Alicante se suma de manera decidida al proyecto de España que tiene el Partido Popular”. Insiste en que “el primer objetivo es que Pablo Casado sea presidente del Gobierno porque es lo mejor para España, pero de manera egoísta también para la provincia de Alicante”.

En este sentido, recuerda que “Pedro Sánchez ha sobrevolado la provincia todos estos meses cuando más lo necesitaban los alicantinos” mientras que Casado “literalmente ha pisado nuestro barro, sabe qué es lo que necesita la provincia y cómo llevarlo a cabo”. Apela a la “certidumbre y fiabilidad del Partido Popular, que siempre ha traído prosperidad a la provincia de Alicante cuando ha gobernado España, frente a un PSOE que primero trajo el paro de Rodríguez Zapatero y después la desidia de Sánchez”.

Subraya la “experiencia de gestión” en los candidatos populares como el propio César Sánchez, presidente de la Diputación cuatro años, Macarena Montesinos o Agustín Almodóbar con la “renovación” que traen nombres como Pablo Ruz en el Senado o Sergio Rodríguez y María Ángeles Quiles, números cuatro y cinco en la candidatura al Congreso de los Diputados respectivamente. “Un equipo contrastado por su pasado, fiable en el presente y con aspiraciones de conquistar el futuro”, resume Sánchez, que entiende que es “una metáfora de la España que va a impulsar desde el 10N el Partido Popular y Pablo Casado”.

El presidente del Partido Popular Provincia de Alicante, Eduardo Dolón, reconoció el “hartazgo” de la población por unas elecciones “que solo quería Pedro Sánchez”. Sin embargo, insta a “movilizar el voto del centro-derecha en torno al Partido Popular para que no se repita esta situación de bloqueo que ya llevado a unas segundas elecciones”. Dolón lamenta que “ahora hay un Gobierno incapaz de hacer un acuerdo ni de gobernar para resolver los problemas que tienen los alicantinos, que solo tienen una solución: Pablo Casado”.

“El único indicador que sube con los socialistas son los impuestos”

Desde la candidatura al Senado, Pablo Ruz insta a “juntar en torno al Partido Popular todo lo que las izquierdas quieren romper en España, la Comunitat y la provincia de Alicante”. Ruz recuerda que “el único indicador que sube cada vez que gobiernan los socialistas son los impuestos, como ha ocurrido en Elche”, donde el PSOE y Compromís han incrementado todas las tasas municipales para el próximo año. “El Partido Popular no quiere más impuestos, sino más trabajo, más industria, más agricultura, más agua y más libertad para la provincia de Alicante”, reclama Ruz.

Por su parte, el presidente de la Diputación Provincial de Alicante, Carlos Mazón, recordó “la necesidad de que la provincia de Alicante comience a contar con el Gobierno central para los proyectos pendientes”. Insiste en que “una provincia de Alicante unida podrá sumar a una Comunitat Valenciana volcada con una España fuerte de Pablo Casado y el Partido Popular”.

El alcalde de Alicante, Luis Barcala, reclama que “la ilusión que arrancó en Alicante el pasado mes de mayo y que llegó un mes después con la constitución de la Diputación Provincial vaya también al Gobierno de España de la mano de Pablo Casado”. Asegura que “la ciudad va a tener un aliado para mejorar todavía más con las infraestructuras y financiación que los socialistas no han traído nunca”. Pide a los alicantino que el próximo 10 de noviembre “se acuerden de la división que fue el tripartito, con las izquierdas peleadas todo el día mientras que el Partido Popular ha traído la unión y el trabajo al Ayuntamiento como hará Casado en Moncloa”.