El Partido Popular de la Comunitat Valenciana ha registrado en Les Corts una iniciativa parlamentaria sobre la adopción de medidas urgentes para paliar las consecuencias de la sequía en la cuenca hidrográfica del Segura. El portavoz de Agua del Grupo Popular en Les Corts, José Císcar, ha explicado que la propuesta busca que se reconozca la situación de sequía hidrológica de la cuenca del Segura y que se adopten con carácter urgente, las medidas que resulten necesarias. Entre ellas figuran la concesión de ayudas para que la adquisición del precio del agua desalada no exceda de 30 €/m3, la plena operatividad de las baterías de pozos de sequía mientras dure la situación de sequía hidrológica, o la posibilidad de ejecutar nuevas infraestructuras mediante contratos de emergencia, en caso de ser necesario, así como que se habiliten los mecanismos contemplados en el Real Decreto 356/2015, de 8 de mayo, y sus sucesivas prórrogas, para la obtención de los recursos hídricos necesarios para paliar los efectos negativos de la sequía.

Císcar ha recordado que la cuenca hidrográfica del Segura se encuentra en una situación de sequía hidrológica declarada desde el 9 de mayo de 2015, fecha en la que se publicó en el BOE el Real Decreto 356/2015, de 8 de mayo, por el que se declara dicha situación y se adoptan medidas excepcionales para la gestión de los recursos hídricos.

“Este Real Decreto ha tenido varias prórrogas hasta el pasado día 30 de septiembre, fecha en la que el Gobierno de España, con Pedro Sánchez a la cabeza, puso final mismo. Esta decisión –ha continuado Císcar- ha generado preocupación y descontento entre los regantes de la cuenca del Segura, ya que la situación de sequía no ha desparecido”, ha señalado.

El portavoz de Agua ha lamentado que los agricultores de la mitad sur de la provincia de Alicante “no solo se van a ver perjudicados por el fin de la prórroga y las medidas excepcionales, sino que además ahora suman los graves daños causados en todo tipo de bienes y cultivos por el reciente episodio de DANA o gota fría”.

En el peor momento

Así, ha señalado que la decisión de poner fin a las medidas excepcionales “no podría llegar en peor momento” y tienen consecuencias como la privación a los regantes de exenciones en la tarifa del agua desalada, que no se puedan ejecutar nuevas infraestructuras mediante contratos de emergencia o que dejen de estar operativas las baterías de los pozos de sequía.

Por otra parte, en la iniciativa parlamentaria se recuerda que el pasado día 25 de septiembre el BOE publicó el “Anuncio de la Confederación Hidrográfica del Segura, O.A. de competencia de proyectos de la 2ª concesión de los volúmenes producidos por la desalinizadora de Torrevieja para regadío de las zonas del Trasvase Tajo-Segura en las provincias de Alicante, Murcia y Almería”, una nueva fórmula que según Císcar “supone un cambio sustancial en la gestión del día a día del agua desalada que ha generado también temor entre las comunidades de regantes y que además provoca inseguridad jurídica al desconocerse el precio de adquisición del agua desalada y el tiempo de la concesión”. 

El diputado popular ha criticado la “falta de previsión del Ministerio para la Transición Ecológica, que puede conducir a los regantes de la mitad sur de la provincia de Alicante a una situación crítica en los próximos meses, razón por la que se hace necesaria esta iniciativa en la que desde el PPCV pedimos que se adopten las medidas oportunas”.