El Partido Popular Provincia de Alicante se felicita de que la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) sobre la Ley de Mancomunidades “garantiza la independencia de la Diputación Provincial frente a los ataques del Consell”. El fallo, aunque no declara contrario al ordenamiento jurídico el texto, “va a evitar cualquier injerencia de otro organismo en las decisiones que se tomen en la provincia de Alicante”, asegura el coordinador general, Raúl Dalmau.

“Hemos conseguido que, negro sobre blanco, ni Ximo Puig ni Mónica Oltra puedan desvirtuar el espíritu de la Diputación Provincial”, reitera el responsable popular. El Partido Popular presentó un recurso de inconstitucional a la Ley de Mancomunidades que quiere aprobar el Consell “para proteger la provincia de Alicante de futuras injerencias desde Valencia a través de la ampliación de poderes de las mancomunidades”, explica Dalmau, “en un modelo territorial similar al que operan los nacionalistas en Cataluña”. En este sentido, los populares consideran que el recurso “cumple los objetivos con los que se presentó, esto es, evitar que el futuro reglamento que desarrolla la ley pueda imponer a la Diputación Provincial las decisiones de las mancomunidades”.

El fallo, dado a conocer este martes, considera que las mancomunidades “tomarán decisiones que se deben tener en consideración, pero nunca podrán imponer sus propuestas o peticiones porque entonces sí sería inconstitucional”, afirma el coordinador general de los populares.

Dalmau asegura que “el TC le pone límites a la ambición de Ximo Puig de querer controlar la Diputación Provincial desde Valencia”. Por tanto, reitera, “la autonomía de la Diputación Provincial está garantizada y su objetivo de convertirse en herramienta de vertebración y desarrollo provincial no podrá modificarse para convertirse en apéndice de la Generalitat Valenciana, que es lo que pretenden los socialistas y nacionalistas”.