La portavoz de Territorio y Medio AMbiante del Grupo Parlamentario Popular (GPP), Elis Díaz, ha advertido este jueves del fracaso de las políticas de vivienda del Consell que no solo no frenan los desahucios sino que disparan la ocupación ilegal. “La ocupación de viviendas del parque público se ha duplicado en tres años ya que actualmente hay unas 700 viviendas ocupadas ilegalmente en toda la Comunitat Valenciana, la mayoría de ellas en la provincia de Alicante”.

Cuando Puig llegó al Gobierno prometió que rehabilitaría 500 viviendas del parque público y 1.000 viviendas en alquileres sociales y la realidad es que “han incumplido las dos promesas”.

La portavoz ha señalado que han dedicado un año y medio a una ley que desde el PP “ya advertimos que no aplicarían porque no tenía presupuesto y era contraria a la Constitución”. Para lo único que ha servido la ley es para solicitar las ayudas que han estado viniendo del anterior Gobierno del PP, aunque para eso no era necesaria, y para crear un registro de solicitud de vivienda social con lo que hay una duplicidad de listados de solicitudes”.

Así, ha señalado que anunciaron esta Ley como la solución a los desahucios en la Comunitat y sin embargo los desahucios disminuyen en todas las CC.AA por las leyes que aprobó el PP, y mientras en la valenciana “no dejamos de ser los subcampeones en este tema”.

Todos los desahucios que se han paralizado han sido gracias al PP y a la ley estatal aprobada porque “la ley valenciana no paraliza desahucios”. Tanto es así que en 2017, más de 8.200 familias se quedaron sin vivienda ante la inacción del Consell que solo dio una “solución habitacional” a 60 familias gracias, en la mayoría de los casos (60%), no a la consellera sino a los ayuntamientos.

La portavoz de Vivienda ha tildado de “lamentable” que la conselleria, según nos informaron, decidiera no adherirse a un programa de ayuda para personas en riesgo de sufrir un desahucio o un lanzamiento de manera que dedica los fondos a otros programas, “dejando en la estacada a las personas más vulnerables a las que se suponía que este Consell venía a rescatar”.

Elisa Díaz ha señalado que las políticas de vivienda del Consell viven de la herencia del último Gobierno nacional del PP ya que las que la consellera ha podido hacer “han sido gracias a los sucesivos planes estatales de vivienda aprobados por el PP”.

Así, ha señalado que la política de vivienda del Consell del Botànic “se resume en una Ley con artículos inconstitucionales y la pasividad ante los desahucios”. La diputada ha advertido de que el fallo del Tribunal Constitucional ha provocado una “guerra fraticida” entre Podemos y el PSOE al que acusa de “haber llegado tarde para retirar un recurso a sabiendas de que el resultado de ese recurso es declarar nulos algunos preceptos de la ley Frankenstein por contradecir la Constitución española”.