La portavoz de Medio Ambiente del Grupo Parlamentario Popular en Les Corts, Elisa Díaz, ha criticado este martes que los grupos que sustentan al Consell del Botànic hayan rechazado una enmienda en la que se pedía al Gobierno valenciano y al de España ejecutar con inmediatez las obras de regadío de la Vega Baja.

Díaz ha explicado que la enmienda del GPP instaba tanto al Gobierno valenciano como al de España a que proporcionaran de manera urgente presupuesto suficiente para realizar los proyectos y para ejecutar de manera inmediata la reconstrucción de las infraestructuras de regadío de la Vega Baja, así como que se tuviera en cuenta los sistemas tracionales de riego y la prevención ante futuras inundaciones.

“El  momento de planificar ya ha pasado, por lo que nuestra enmienda modificaba en estos términos la propuesta de Unidas Podemos sobre el plan de reconstrucción de las  las infraestructuras del regadío de la Vega Baja”, ha señalado Díaz.  “Ya no se trata de planificar, hay que ejecutar, porque es lo que hace falta”

“Nos sorprende que después de explicar Podemos que la propuesta está presentada desde hace varios meses como excusa a entender que pidan un plan en lugar de la ejecución de las obras, y de reconocer que los planes ya están, no acepten nuestra enmienda que lo único que hace es cambiar el planificar por ejecutar”, ha explicado Díaz. “Se ve que quieren continuar poniendo cortinas de humo en su falta de soluciones tras la DANA del pasado septiembre, que prefieren destinar presupuesto a asesores y familiares y amigos de Ximo Puig, en lugar de reconstruir ya las infraestructuras de regadío dañadas”, ha añadido la diputada.

“Al rechazar nuestra enmienda reconocen que aún no están ejecutando esas obras. Así que desgraciadamente seguirán con sus planes, dando de nuevo la espalda a los regantes y agricultores de la Vega Baja. Desde el GPP insistiremos pidiendo al Consell del Botánic y al Gobierno de España la urgencia de actuar, de ejecutar ya, y de dejar de utilizar excusas de mal pagador”, ha concluido.