El portavoz de Turismo del Grupo Parlamentario Popular (GPP) en Les Corts Valencianes, Fernando Pastor, alerta de que la nueva Ley de Turismo aprobada por el Consell “pone en peligro 4.000 empleos y dos mil millones de euros” producidos en la provincia de Alicante por el sector de apartamentos turísticos. “Las restricciones que impone la norma del Consell estimula la oferta ilegal”, indica Pastor, “y perjudica un sector ya consolidado con grandes perspectivas de aumentar”.

         El alquiler de apartamentos turísticos supone en la Comunidad Valenciana un negocio de 2.400 millones de euros y crea de manera directa seis mil puestos de trabajo, el 70% de ellos en la provincia de Alicante. “El Consell es un irresponsable por jugar de esta manera con el pan de tanta gente”, lamenta el portavoz popular de Turismo en la Cámara autonómica. Hay más de 60.000 apartamentos turísticos reglados en la Comunidad Valenciana, 40.000 en la provincia de Alicante.

         Pastor advierte de que la Ley de Turismo, Ocio y Hospitalidad incorpora la exigencia a los propietarios de apartamentos de un informe municipal de compatibilidad “que nadie sabe cómo emitir”. De esta manera, manifiesta, “la propia Ley ha creado un mecanismo para que quienes quieren ser legales no lo puedan hacer”.

         Todo esto, a juicio del dirigente popular, “genera caos, incertidumbre e inseguridad jurídica”. Pastor considera “irresponsable” que el secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, “pase la patata caliente a los ayuntamientos en la concesión de estos informes de compatibilidad”.

 

Reunión de Colomer con el sector y ayuntamientos

El diputado popular avisa de que “el Consell sabe que va a un callejón sin salida” y, por ello, esta semana convocó a asociaciones para “intentar sacar la pata, pero la metió más”. Pastor considera “inaceptable” que la única respuesta que el Consell haya propuesto a los ayuntamientos cambiar el PGOU de los municipios. “Esto supone un mínimo de un año de tramitación”, avisa el portavoz popular, “por lo que no soluciona nada y lo único que denota es la improvisación e irresponsabilidad de este Consell”.

Tras esta última ocurrencia de Colomer, el Partido Popular exige que Puig “asuma la responsabilidad” ante los profesionales y “se deje de inventos como cambiar el PGOU de todos los municipios para meter con calzador una ley que crea más problemas de los que soluciona”.

         “Queda claro que el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y Colomer mintieron al afirmar que la Ley de Turismo estaba consensuada con el sector”, reprocha el diputado autonómico popular, “porque son las propias asociaciones quienes alertan y ponen de manifiesto el caos y desorden de la nueva legislación turística”.

         El portavoz popular recuerda que “el Consell tumbó en el Debate de Política General las propuestas que presentamos para acabar con el caos que han provocado Puig y Colomer”. La principal, la suspensión del certificado de compatibilidad municipal y otras dirigidas a “acabar con el intrusismo y favorecer la creación de un nuevo nicho de empleo en un sector turístico necesitado de ideas nuevas para darle un impulso”.