·      El presidente del PP Provincia de Alicante, Carlos Mazón, afirma que “Hacienda se queda el dinero de los vecinos”

·      El líder popular reclama que “los ayuntamientos y diputaciones decidan en qué quieren invertir el dinero de sus vecinos”

 

3, agosto, 2020.- El presidente del Partido Popular Provincia de Alicante, Carlos Mazón, acusa al Gobierno de “romper el consenso histórico en la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y liquidar la autonomía local” al aprobar sólo con los votos del PSOE la “incautación” del superávit de los ayuntamientos por parte del Gobierno.

“Es una decepción más”, explica Mazón, “de un Gobierno que da la espalda a los alicantinos para arrebatarles sus ahorros y distribuirlos lejos de sus intereses”. El también presidente de la Diputación Provincial asegura que “son los ayuntamientos y diputaciones los que más cerca están de las necesidades de sus vecinos y quiénes mejor les pueden ayudar”.

Por eso, “la maniobra del Gobierno va en contra de los intereses de los alicantinos”, puesto que “las decisiones se tomarán alejadas de la realidad de la calle”. Mazón reclama que “sean los ayuntamientos y diputaciones los que decidan en qué invertir el dinero de sus vecinos”.

Recuerda que “nunca se había tomado una decisión unilateral en la FEMP”, como ha ocurrido en esta votación, donde ha salido adelante la propuesta del Ministerio de Hacienda solo con los votos del PSOE. Incide en el “peligroso precedente” que supone esta decisión porque “liquida la autonomía de los municipios al disponer el Gobierno de un dinero que no les corresponde”. Con esta decisión, argumenta, “se castiga la buena gestión porque quienes hayan ahorrado, ahora verá cómo se les incautan sus remanentes mientras el PSOE y sus socios de Podemos exceden el déficit en sus ‘viernes sociales’ y la multiplicación de ministerios”. En este sentido, felicita al alcalde de Alicante, Luis Barcala, “que antes de la incautación de los ahorros municipales ha cancelado la deuda que dejaron los socialistas”. De lo contrario, apunta, “Alicante no tendría inversiones y sí deuda”.

Entiende que “sin remanente, a los ayuntamientos solo les quedará deuda y muy pocas posibilidades de ayudar a los más vulnerables”.

“Es la hora de la recuperación”, reitera Mazón, “de ayudar a autónomos y pymes; de bajar impuestos y del ‘año fiscal’ para evitar la destrucción de miles de puestos de trabajo”. Frente al programa popular, el presidente de los populares alicantinos contrapone “el despilfarro y los fuegos de artificio del PSOE y sus socios, sustentados con el esfuerzo de los municipio.