El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente estudiará las “peculiaridades” de la flota de arrastre alicantina que ejerce su actividad en las islas de Ibiza y Formentera, según han transmitido los diputados del Grupo Popular en la comisión de Agricultura y Pesca del Congreso en la visita que han realizado este lunes a la Cofradía de Pescadores de Santa Pola junto con el presidente del Partido Popular Provincia de Alicante, Pepe Císcar, y los representantes alicantinos en la Cámara Baja Loreto Cascales y Joaquín Albaladejo. El portavoz de Pesca en la citada comisión, Joaquín García Díez, ha explicado que el borrador del nuevo plan de gestión integral para la conservación de recursos pesqueros en el Mediterráneo esboza la reducción de días de actividad y división de los caladeros, una de las preocupaciones más apremiantes para los pescadores santapoleros.

Sin embargo, García Díez les manifestó que “se tendrán en cuenta las peculiaridades de determinadas pesquerías que se desarrollan en el marco de planes específicos en áreas concretas”, como puedan ser las Islas Baleares para la flota alicantina. La presidenta del Partido Popular en Santa Pola, y diputada nacional, Loreto Cascales, manifestó que “el Gobierno es plenamente consciente de la necesidad de mantener un ecosistema marino en equilibrio con la actividad económica importante que es la pesca”.

Los diputados también explicaron que el borrador del Ministerio de Agricultura reconoce la plena recuperación del atún rojo en el Mediterráneo y, por tanto, “se revisan los procedimientos establecidos hasta el momento para la asignación de cuotas y la transmisión de las posibilidades de pesca”, que habían provocado la reducción de las capturas e, incluso, el abandono forzado de la actividad a algunas empresas.

Mientras la pesca de atún rojo podría aumentar si se constata su recuperación, los diputados populares informaron a la Cofradía de Pescadores la posibilidad de establecer una veda temporal para la pesca de la modalidad de cerco en el litoral de la Comunitat Valenciana entre el 6 de diciembre del 5 de enero de 2018.

“Hacemos nuestras las preocupaciones de los pescadores alicantinos y las defenderemos en el Congreso de los Diputados para conseguir un plan de gestión de la flota consensuado por todas las partes y que dé sostenibilidad al Mediterráneo”, manifiesta Cascales tras la reunión.