El presidente del Partido Popular Provincia de Alicante, Pepe Císcar, critica la defensa que hace la actual presidenta del PSOE, Cristina Narbona, de su política hídrica cuando era ministra de Medio Ambiente con Rodríguez Zapatero. El dirigente popular lamenta que “las decisiones de Narbona no han ayudado a nadie aquí, sino que han hecho mucho daño a la Comunitat Valenciana” y, por tanto, “no puede dar lecciones quien acabó con la solución al déficit hídrico en el Sureste español”. 

Císcar recuerda a Narbona que “su Gobierno fue el que derogó el trasvase del Ebro por conseguir el apoyo de ERC” y que “casi acaba con el trasvase Tajo-Segura al firmar la famosa ‘cláusula Narbona’ que cerraba progresivamente el trasvase con la llegada de desoladoras”. El presidente de los populares alicantinos cree que “si el PSOE hubiera continuado cuatro años más ahora no tendríamos ningún trasvase y solo desalinizadoras”.

Con todas estas medidas, entiende el dirigente popular, “han hecho mucho daño al campo alicantino”. El presidente alicantino alaba el “milagro” de los regantes después de que el PSOE “cerrara el trasvase del Ebro” porque “han creado empleo y riqueza con la poca agua que le dejaron Narbona y Zapatero cuando gobernaron”. En algunas zonas de Alicante, como la Vega Baja, se riega hsta seis veces con la misma agua, algo que no se hace en el resto de España. Por tanto, entiende, “Narbona no tiene ninguna autoridad para pedirles explicaciones sobre qué se hace con el agua”.

El presidente popular de Alicante subraya que “ni los socialistas valencianos se apoyan ni se hacen eco de las declaraciones de Narbona”, lo que entiende como “la prueba de la falta de autoridad” de la exministra de Medio Ambiente. “Lo mejor que podría hacer Narbona como alta representante del PSOE es escuchar a los regantes y asumir sus justas reivindicaciones en lugar de pedirles explicaciones”, manifiesta Pepe Císcar.