El portavoz de Educación del Grupo Popular en el Senado, Pablo Ruz, han acusado a la ministra Isabel Celaá de “prometer imposibles, no comprometerse a nada y faltar a la verdad” y le han reprochado “su afán compulsivo por la propaganda, su capacidad innata para meterse en líos y sus continuos despropósitos durante el estado de alarma”.

El senador del GPP ha intervenido hoy en la comparecencia de la Ministra de Educación y Formación Profesional en la Cámara Alta, para informar de las líneas generales de la política de su Ministerio, así como de las actuaciones llevadas a cabo en relación con la crisis provocada por el COVID-19.

El portavoz de Educación, Pablo Ruz, ha afirmado que Celaá “va camino de convertirse en la peor ministra de educación de la historia de España”. Además, le ha recriminado su falta de voluntad para someterse al control. “Desde febrero -ha explicado Ruz- mi Grupo ha presentado más de 200 preguntas al Ministerio que dirige. Hasta la fecha contestadas sólo 5. Si usted trabajara para una empresa privada ya estaría en la calle por su incompetencia”, ha aseverado con rotundidad.

Así mimo, Ruz ha criticado el “elenco de despropósitos” que hemos escuchado de la ministra desde que se proclamó el estado de alerta, el pasado 14 de marzo, y se decidió la suspensión de las clases presenciales en todos los centros educativos. “¿Cómo tiene previsto el Gobierno aplicar en los centros educativos el plan de distanciamiento social previsto, teniendo en cuenta las dimensiones de las aulas?, ¿se prevé hacer dos turnos, mañana y tarde, para que el máximo presencial de alumnos sea de la mitad de lo que contempla la ley?, ha preguntado a la ministra.

Además, ha exigido a Celaá que aclare distintas informaciones aparecidas en prensa, como si los profesores tendrán que trabajar en dos aulas continuas para cumplir el distanciamiento, si los alumnos van a tener que comer en las aulas para poder usar los comedores y si van a duplicar la plantilla de docentes para cubrir el doble turno.

Durante su intervención en la Comisión, el portavoz de Educación también ha exigido a la ministra un protocolo general nacional que siente las bases generales de finalización e inicio de curso, porque “a día de hoy no existe ningún plan” y, de este modo, “se pueden garantizar los principios de equidad, igualdad y respeto a la normativa vigente”.

BECAS Y RECURSOS DIGITALES

Por otra parte, Ruz se ha referido a las becas anunciadas por Celaá para los afectados por el COVID-19 y ha aseverado que “esto es prometer imposibles, es una mentira más”, ya que éstas se conceden en base a la renta del 2019, no del presente año.

En cuanto a los recursos digitales de los alumnos, el senador del PP ha recordado que, según datos del Gobierno, en torno al 12% no están conectando con el profesorado y que el Ministerio sólo ha repartido 20.000 dispositivos. “¿Qué ocurre con esos alumnos?, ¿20 mil dispositivos para más de 1 millón de alumnos?, ha aseverado.

Por ello, Ruz ha exigido a la ministra que explique las medidas que se van a adoptar para los hogares que no tienen acceso a internet y, por tanto, no pueden seguir con normalidad las clases o tareas online de sus profesores. “Tenemos que reducir la brecha digital en nuestro sistema educativo”, ha reclamado.

REFORMA LEY EDUCACIÓN

Con relación a la reforma de la ley educativa anunciada por el Ejecutivo de Sánchez, Ruz ha recordado a que la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa aprobada por el Gobierno de Rajoy, es una reforma de la LOE y de la LOGSE, dos leyes socialistas en aplicación. “¿Por qué se empeña usted en seguir con la tramitación de la LOMLOE, que es una revisión obsesiva de la propia LOMCE?, ¿Qué va a ocurrir con los centros de educación especial?”, le ha inquirido.

Así, el portavoz popular ha resaltado que “entre 1857 a 1970, más de 100 años, una sola ley de educación y, de 1980 a la actualidad, 9 leyes”. Según Ruz, “el gobierno quiere imponer una nueva ley y no llegar a ningún acuerdo con el Partido Popular. Necesitamos concordia y consenso para abordar una ley de educación definitiva y no una ley que enfrente a los españoles”, ha subrayado.

“No hay que ser un experto en educación para entender que su Ministerio -le ha dicho a la ministra de Educación- tras años y años de transferencias, se ha convertido en un solemne cascarón sin nada dentro. Su gestión es un absoluto desastre, su labor es un desastre”, ha concluido.