El portavoz de Turismo del Grupo Parlamentario Popular (GPP), ha advertido hoy que el hecho de que la Ley de Turismo ponga en riesgo 50.000 apartamentos y 6.000 empleos es un lujo que no podemos permitir en un sector vital para la economía valenciana”.

    Pastor ha hechos estas declaraciones durante la toma en consideración de la Proposición no de Ley sobre los apartamentos turísticos y, en este contexto, ha recordado que el PP ya advirtió de que la Ley de Turismo “no solo no resolvía los problemas más importantes del sector sino que generaba nuevos problemas y que la regulación propuesta por el PSPV y avalada por todos los grupos menos el PP generaría una gran incertidumbre e inseguridad”.

     Se trata de una propuesta “amable, optimista, que invita al consenso y que pone fin al desorden que se instaló desde el principio con esta Ley” por ello, el PPCV ha solicitado que se suspendan cautelarmente los artículos que generan el problema, que frena el registro de los apartamentos, que se negocie con los afectados y se incluya en el anteproyecto de ley de presupuestos. “Nosotros aportamos soluciones”, ha señalado.

    Los apartamentos turísticos de la Comunitat Valenciana representan más del 50% de la oferta reglada, suponen más de 60.000 apartamentos legales, más de 700 millones al año, más de 1.500 millones de gasto generado por turistas y más de 6.000 empleos directos.

    Pastor ha puntualizado que el problema radica en la obligación de que los apartamentos que quieran darse de alta y pagar sus impuestos, regularse y comenzar a operar, tengan que tener un informe municipal, “algo que los ayuntamientos no saben cómo hacer y que, en casos como Benidorm, no se puede emitir”. “Algo se habrá hecho mal cuando la capital turística no puede cumplir la Ley de Turismo”.

     El GPP ha puesto el acento en la posible retroactividad de la Ley, algo que al PP le preocupa mucho, porque el PSPV “por un lado dice que no deben preocuparse los 60.000 apartamentos que ya están registrados, pero por otro, añade una coma, a partir de la cual dice que se darán dos años para que estos se adapten a los Planes Generales, y eso significa que es va a tener efectos retroactivos”.