El Partido Popular de Alcoy ha criticado la “desatención continuada” de la Generalitat Valenciana con las comarcas de L’Alcoià y El Comtat después de dos años del gobierno del Titànic, aseguró el presidente local de la formación, Rafael Miró, en una rueda de prensa en la que estuvo acompañado por el vicesecretario general del PPCV, José Juan Zaplana y el diputado autonómico Fernando Pastor.

El dirigente regional aseguró que “la situación que se vive en Alcoy es comparable al resto de la provincia, que se enfrenta a la discriminación y marginación del Consell” desde todos los ámbitos. “No es solo el retraso en la ampliación del Hospital Virgen de los Lirios, sino también multitud de centros de salud y colegios por todo Alicante los que están pendientes”, explicó Zaplana, “porque las personas que venían a rescatar ya están en la Administración y en los chiringuitos que se han montado el presidente, Ximo Puig, y la vicepresidenta, Mónica Oltra”. 

El vicesecretario general del PPCV ha hecho especial hincapié en el recorte de libertades que el actual gobierno valenciano está imponiendo en nuestra sociedad y puso como ejemplo el cierre de aulas en el colegio concertado de La Salle o Las Esclavas, entre otros. “Un permanente y continuo recorte de libertades; el ataque a la educación concertada; la imposición del decreto del chantaje lingüístico, la falta de transparencia en toda la gestión sanitaria y los enchufes del gobierno del Titanic es lo único a destacar en los últimos dos años perdidos en nuestra Comunitat”, resumió Zaplana. 

         Al respecto del caso de Alcoy, Rafa Miró explicó “es evidente que solo el PP es coherente con sus políticas, ya que siempre pedimos lo mejor para Alcoy, cuando gobierna nuestro partido, como en el caso de España, también. Todo lo contrario que el PSOE, que cuando hay que pedir a una administración gobernada por ellos, salen por la tangente y se oponen a inversiones para Alcoy”, explicó. También reprochó la “incapacidad” del conseller de Economía, Rafael Climent, para “crear una política industrial y económica que favorezca su comarca”. Entiende que “sus actuaciones son nulas” y critica que “no tenga fuerza ni en su partido ni en el Consell para impulsar proyectos en otras áreas”.

Esta “desafección” de Climent, explica el portavoz alcoyano, se puede ver porque “no apoyó ni una de las enmiendas presentadas por el Partido Popular en diciembre en los Presupuestos de la Generalitat Valenciana” y que son “actuaciones que van directas al bienestar de los alcoyanos”, como son:

  • Mejora de la línea férrea Alcoy-Xàtiva (600.000 euros)
  • Continuidad de la línea de autobuses Alcoy-Gandía
  • Accesos al polígono industrial Santiago Payá
  • Obras en las viviendas del Grupo Sant Jordi (400.000 euros)
  • Ampliación del Hospital Virgen de los Lirios (de uno a tres millones)
  • Aumento de diez mil euros para la asociación Sant Jordi
  • Subvención de cien mil euros para la Asociación Alicante Turismo de Interior
  • Cien mil euros para el parque tecnológico de la manzana de Rodes, donde ubicar el futuro CdT.

Pero las iniciativas no se quedan solo en Alcoy, sino que el Partido Popular propuso una batería de medidas para toda la comarca como un nuevo acceso de la autovía A-7 a L’Orxa, Beniarrés, Alcosser y Turballos, además de una circunvalación en Benimarfull, donde la carretera atraviesa el pueblo. “No se trata solo de grandes obras, sino que el Partido Popular está pendiente del día a día de los pueblos, que el Consell ignora por completo”. Así, se incluyeron también varias obras en municipios de toda la comarca:

  • Banyeres: Adecuación del jardín de San Agustín y el lavador de Catamarruch
  • Quatretondeta: Zona de recreo de Los Chorros.
  • Ibi: Adaptación del colegio Pla y Beltrá, además del pago por el juzgado (dos millones de euros), que la Generalitat todavía no ha consignado al Ayuntamiento.