La portavoz de Educación del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso de los Diputados, Sandra Moneo, ha exigido a Compromís que permita a las familias elegir el modelo de Educación que éstas quieren para sus hijos.

En una alocución efectuada en pleno debate de los Presupuestos Generales del Estado, Moneo instó al conseller de Educación de la Generalitat Valenciana “que cumpla la ley” y paralice el decreto de plurilingüismo, ahora suspendido por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV). Concretamente, Moneo instó a Compromís a “cumplir la ley y las sentencias del Supremo para que los padres puedan elegir el modelo educativo y el centro que quieren para sus hijos”.

En este sentido, la diputada del PP de Alicante Loreto Cascales ha subrayado que las manifestaciones de Moneo “evidencian que la postura del Gobierno es clara: que se cumpla la ley, que no se discrimine a los castellano parlantes y que se respete la libertad de utilizar una u otra lengua sin imposiciones de ningún tipo”.

“Compromís miente descaradamente cuando dice que el Gobierno le ha dado el visto bueno al chantaje lingüístico que ha aprobado el conseller nacionalista Vicent Marzà”, afirma la diputada popular. “Si la Justicia paraliza hasta en dos ocasiones el decreto, ¿cómo lo va a autorizar el Ejecutivo?”, se pregunta Cascales sobre las afirmaciones de diversos dirigentes de la formación nacionalista de que el Ministerio ampara su decreto.

“El PP –ha subrayado Cascales- mantiene en todos sitios su defensa de la libertad de los padres para que elijan la lengua vehicular de la educación de sus hijos y qué colegio quieren”, resalta la diputada alicantina, “y mientras no haya libertad no se podrá dar el visto bueno a nada”.