El Partido Popular Provincia de Alicante asegura que el Consell presidido por Isabel Bonig en 2019 garantizará la libertad educativa de las familias frente a las “imposiciones feroces” del actual gobierno del Titànic. Es la tercera reforma de la Ley Educativa que ha emprendido el presidente, Ximo Puig, y el conseller Vicente Marzà en dos años y medio. El secretario general  de los populares alicantinos, Eduardo Dolón, asegura que este dato demuestra que “el Consell no se detiene en su camino independentista, que empieza por el adoctrinamiento en las escuelas y ya sabemos dónde acaba”.

         Dolón culpa directamente al presidente de la Generalitat de “instar a sus peones de Compromís a emprender este camino” con el valenciano como “excusa e instrumento del adoctrinamiento ideológico que pretende el Consell socialista”. Los populares votaron en contra de este nuevo decreto de plurilingüismo que obliga a un mínimo del 25% de horas lectivas en valenciano porque “no respeta la libertad de las familias a la hora de elegir la lengua vehicular en clase y, por tanto, no cumple con la educación que quieren los padres y madres de la provincia de Alicante para sus hijos”.

         El secretario general de los populares alicantinos considera que el nuevo decreto “nace muerto porque no cuenta con las familias”, que son quienes tienen que decidir cómo deben ser educados sus hijos. “La prueba más evidente es que las asociaciones de padres ya han recogido miles de firmas en contra del nuevo decreto en pocas horas”, señala Dolón, “lo que demuestra el rechazo a esta nueva imposición de Puig y su Consell”.

Recuerda que el anterior decreto de plurilingüismo fue tumbado por los tribunales a instancias del Partido Popular y al nuevo le augura “el mismo futuro”. El PP, asegura Dolón, “hará todo lo que esté en su mano para frenar la deriva independentista de Ximo Puig y sus amigos de Compromís”.

“Quienes más reclaman diálogo con los separatistas son los primeros que no quieren hablar con los padres para crear una ley de educación que dé más oportunidades a nuestros hijos en un mundo global”, remarca el dirigente popular, “mientras se respetan nuestras raíces y la libertad de las familias”.