El portavoz de Sanidad del Grupo Parlamentario Popular (GPP) en Les Corts, José Juan Zaplana, valora la situación de  la Sanidad pública de la Comunitat Valenciana como de “recesión” este verano mientras la consellera Ana Barceló está en Matrix porque no reconoce los múltiples problemas provocados por la improvisación y mala gestión de estos meses”. Los populares exigen que “los altos cargos de la Conselleria interrumpan de manera urgente sus vacaciones y se pongan a trabajar para afrontar el peor verano sanitario que ha vivido la Sanidad desde que las competencias están transferidas”.  

Zaplana asegura que “toda la Conselleria está de vacaciones con una indiferencia total de los problemas que hay en la red pública”, como retrasos de 15 días en las citas de atención primaria; falta de transporte sanitario y colapsos de hasta 10 horas en Urgencias. “Los problemas de salud y la enfermedad no esperan a que pase el verano”, critica el coordinador de Políticas Sociales popular.

         “Mientras la Sanidad está en recesión, parece que Barceló se ha ido de vacaciones al triángulo de las Bermudas y ha vuelto a una realidad paralela en Matrix donde lo que ella ve nada tiene que ver con la realidad que sufrimos los ciudadanos de la Comunidad”, lamenta el responsable popular.

         Recuerda que los colectivos sanitarios ya anunciaron que el verano iba a ser catastrófico “por la falta de previsión a la hora de organizar las sustituciones de los profesionales y el caótico sistema de refuerzos en los centros necesarios”. Estos problemas, indica Zaplana, “se acrecientan con el colapso en los servicios de urgencias por la falta de cobertura en los centros de salud que hacen que las personas se desplacen y colapsen los servicios de urgencias, porque nadie acude a pasar 8 o10 horas en urgencias en sus vacaciones por gusto”.

Reclama “responsabilidad” a la consellera Barceló para que solucione los problemas de la Sanidad valenciana. “Lo que sería irresponsable es que el PP se tapara los ojos ante la quiebra técnica del sistema pública y no lo denunciara, que es lo que pretende un Consell que presume de transparente y, en realidad, quiere taparlo todo y que nadie cuente nada”. Zaplana reta a Barceló a que dé la cara en Corts y a los ciudadanos: “Si la consellera tuviera algo de dignidad en vez de intentar ocultar la realidad debería de llamar uno a uno a esas personas y darles una rápida solución a su problema”.

El Partido Popular lamenta el “juego del trile” entre el Gobierno socialista y la Generalitat Valenciana a cuenta de la financiación de la sanidad. “Unos días son 300 millones, otros 454; un miércoles el Gobierno de Pedro Sánchez ha pagado y el viernes la vicepresidenta Mónica Oltra les pide los fondos”, resume Zaplana, “una situación desastrosa”. El “colmo”, manifiesta el portavoz popular, es que “el Ministerio de Hacienda pida a la Generalitat por carta que tome medidas ante el descontrol existente en el gasto farmacéutico”. Entiende que es “un sospechoso uso de la deuda y de la compensación a conveniencia partidista ocultando la realidad”.

Zaplana subraya “el silencio de Puig ante los problemas de financiación cuando en 2016 sí se hacía fotos con la consellera Bravo a las puertas del Tribunal Constitucional”. El portavoz popular recuerda que “Puig era muy activo contra Rajoy y ante el peor presidente de la historia de España, Pedro Sánchez, se esconde como una avestruz”.

“Es una vergüenza que haya personas que tengan que pasar por situaciones así, mientras que en la Conselleria hayan más altos cargos y enchufados y nuestra sanidad sea cada vez peor”, critica Zaplana. El responsable popular exige a la consellera que “deje de veranear en su universo paralelo, suspender de inmediato las vacaciones de sus altos cargos y ponerse a trabajar ya para solucionar todos los problemas que los ciudadanos de a pie sufrimos día a día en la Sanidad”.