Navarro: “El Síndic de Greuges desmonta la farsa de Compromís”

El vicesecretario general de Economía y Políticas Sociales del Partido Popular de la Provincia de Alicante, Juan de Dios Navarro, asegura que la memoria 2016 del Síndic de Greuges “desmonta la farsa de Compromís de que iban a rescatar personas”, ya que las principales quejas de los ciudadanos se refieren precisamente a educación y dependencia, áreas gestionadas por los nacionalistas Vicent Marzà y Mónica Oltra. Especialmente en el caso del primero, puesto que una de cada cuatro reclamaciones tiene que ver con el área del castellonense.

         El informe de 2016, entiende Navarro, “pone de relevancia las verdaderas preocupaciones de los ciudadanos frente a las prioridades nacionalistas del Consell”. El Partido Popular defiende la libertad de elección de padres y madres para la educación de sus hijos mientras “Marzà y los suyos la atacan desde varios frentes, como pone de relevancia el Síndic” en los casos de plurilingüismo y concertada. Navarro recuerda que se sumó a la campaña emprendida por asociaciones de padres y madres y colegios concertados contra el “castigo ideológico impulsado por el radical Marzà” de subordinar la educación concertada “y el Síndic nos da la razón”. El dirigente popular explica que el Defensor del Pueblo Valenciano “también defiende el sistema dual en la educación con concertada y pública que el Consell quiere destruir”. Ahora, se pregunta Navarro, “queda saber si Marzà escuchará al pueblo o seguirá por su senda doctrinaria”.

         Un camino, indica Navarro, que también sigue la vicepresidenta, Mónica Oltra, y que “es el único que les importa”. Las quejas por dependencia “han aumentado un 30%” en el último año, mientras “Oltra se dedica a ampliar su número de asesores y a buscarse un nuevo coche”. El informe del Síndic de Greuges indica que las medidas de la Conselleria de Inclusión “no han conseguido reducir las listas de espera de dependencia” y critica el “débil sistema de valoraciones”, que Oltra ha pasado a los ayuntamientos. “La vicepresidenta no quiere asumir sus responsabilidades y las traspasa a los municipios o a la Diputación”, asegura el dirigente popular.

         “El Consell dispondrá ahora de 851 millones de euros más que el Estado les transferirá vía Presupuestos, a ver si se los gastan en dependencia y en educación o en abrir una ‘teleOltra’”, reprocha Navarro, quien teme que “se más bien lo segundo”. El informe del Síndic de Greuges, concluye Navarro, “demuestra que Oltra, Marzà y Compromís se ocupan solo de su gente y abandonan al resto de la población”.

RELACIONADOS

Ir arriba