El Partido Popular pedirá en los ayuntamientos la dimisión de Marzà y un nuevo periodo de matriculación

El Partido Popular de la Provincia de Alicante presentará en todos los plenos municipales una declaración institucional por la que se exigirá a la Generalitat la dimisión del conseller de Educación, Vicent Marzà, a la vez que instan a que se repita el proceso de matriculación para que las familias puedan modificar la línea elegida para sus hijos.
Los populares entienden que Vicent Marzà es “el responsable de una norma que chantajea a las familias para imponer su doctrina catalanista y por desobedecer los autos del TSJCV que anulan el decreto de chantaje lingüístico”, por lo que exigen su dimisión inmediata. A pesar de que el TSJCV ha acordado la suspensión cautelar de este decreto, el conseller “no ha dado ninguna instrucción a los centros ni a las familias para dar respuesta al cumplimiento de la sentencia”, un hecho inaudito en democracia. De hecho, los populares resaltan en esta moción que “esta desobediencia manifiesta a los tribunales no tiene precedentes en la Comunitat Valenciana y es una actitud que no se puede consentir en un Estado de Derecho”.
El Partido Popular Provincia de Alicante considera “enormemente sensible” una situación que “puede producir daños irreparables al alumnado”, y así lo ha entendido el TSJCV al suspender de manera cautelar el decreto. Por eso, los populares insisten en que se posibilite a las familias que han presentado su solicitud de admisión en base a los niveles de este decreto que se modifique.
El presidente del Partido Popular, José Císcar, entiende que “el comportamiento de Vicent Marzà es especialmente dañino para alumnos y familias, algo que el PP no puede dejar pasar por alto”. Los alcaldes y portavoces populares en los municipios respaldaron la iniciativa de la dirección de la formación de manera unánime durante la reunión que mantuvieron el jueves por la tarde.
Esta declaración institucional fue el acuerdo más destacado de una reunión que supone el inicio de una nueva etapa en el Partido Popular Provincia de Alicante después de los congresos provincial y locales, culminados el pasado viernes. “Nos quitamos el chip de congresos y nos ponemos el de elecciones”, aseguró Císcar, “con la intención de estar a punto en 2019 y recuperar los municipios de los gobiernos multipartitos que tanto mal están haciendo”.
Císcar animó a portavoces y alcaldes a “trabajar con más ahínco todavía para recuperar las instituciones y ponerlas al servicio de los ciudadanos”, convencido de que en muchas localidades se pasará de la oposición al gobierno. A tal fin, el Partido Popular Provincia de Alicante empezará a realizar a partir de septiembre una serie de reuniones de coordinación con los grupos municipales para conocer de primera mano las realidades de los 141 municipios, explicaron los presidentes de los comités de portavoces y alcaldes, Luis Barcala y Antonio Bernabé, respectivamente. Por su parte, el presidente popular instó a la unidad del partido para ganar.

RELACIONADOS

Ir arriba