El PP alerta del ‘decretazo ambiental’ del Consell que «destruirá cientos de empleos en el sector turístico de la provincia»

El Partido Popular de la Provincia de Alicante alerta de un nuevo ‘decretazo ambiental’ del Consell que costará cientos de empleos al sector turístico e indemnizaciones millonarias para la Administración. El Plan de Acción Territorial de Infraestructura Verde del Litoral de la Comunitat Valenciana (Pativel), que está a punto de aprobar la Generalitat Valenciana una vez resuelva las alegaciones presentadas, supondrá unas pérdidas de 5.400 millones de euros, según la Federación de Promotores Inmobiliarios y Agentes Urbanizadores de la Comunitat Valenciana (Feprova). La portavoz popular de Medio Ambiente en las Cortes Valencianas, la alicantina Elisa Díaz, avisa de que “el Consell hace oídos sordos al grito de municipios y empresarios ante el desastre económico que supondría el Pativel”.

Las consecuencias de este plan, entiende Díaz, serían “devastadoras” para la actividad económica de sectores tan importantes como el turismo y la construcción. “Lejos de proteger el territorio, lo que hace es prohibir cualquier actividad en dos kilómetros desde la ribera”, advierte la parlamentaria alicantina.

Las consecuencias serán devastadoras. Todas las familias que vivan en primera línea de mar como las viviendas de Rocafel en Alicante o en Santa Pola perderán sus casas pese a que la Ley de Costas estatal les reconoce la propiedad. No solo eso, sino que impide levantar hoteles o apartamentos en primera línea de costa, puesto que solo deja construir en un 2% del terreno por cada mil metros cuadrados (20 metros cuadrados). “Estos sectores sufrirán un frenazo irreversible, además de los cientos de empleos que se destruirán por no poner en marcha los proyectos previstos”, explica Díaz. Aparte está “la indemnización a la que se enfrenta la Administración autonómica”.

De hecho, el Pativel “invade competencias locales en la clasificación de terrenos”, por lo que casi todos los ayuntamientos de la provincia, “de todos los colores políticos” subraya Díaz, han presentado alegaciones. “El Consell no quiere escuchar a los ayuntamientos, pese a que son los que tienen las competencias urbanísticas, ni a los vecinos, a los que apartó del hemiciclo cuando llevamos el tema a la tribuna de las Cortes”, reitera la parlamentaria alicantina.

“La Generalitat tiene tanto afán que afectará hasta la más mínima actividad que se quiera desarrollar en el litoral”, protesta Díaz. En Alicante, por ejemplo, afectará a la playa de perros de Urbanova porque la considera ‘playa natural’ e impide la entrada de animales entre marzo y julio; lo mismo ocurre con la playa de El Campello.

El Partido Popular llevó esta semana las consecuencias del Pativel a las Cortes Valencianas ante “la opacidad y falta de participación que ha demostrado la Conselleria de Vertebración del Territorio en un tema tan sensible como éste, donde se juegan miles de millones de euros en indemnizaciones y el futuro cientos de familias”.

RELACIONADOS

Ir arriba