El PP defiende el turismo mientras la izquierda fríe a impuestos al ciudadano

El Partido Popular Provincia de Alicante rechaza taxativamente la implantación de una tasa turística porque “freír a impuestos al empresario y a los visitantes perjudicará uno de los sectores más importantes de la economía” provincial y regional. El Grupo Popular en Les Corts fue el único que votó en contra de la implantación de la tasa turística aprobada en la madurgada del jueves al viernes en la Cámara autonómica por Compromís y Podemos, con el “silencio cómplice” del PSPV y C’s.

         El coordinador general de la formación, Rafael Candela, asegura que el PP “es el único partido que defiende el sector turístico ante el ataque de los nacional-podemitas y la vergonzante abstención de socialistas y ciudadanos”. Recuerda que “mientras el PP condenaba en el Senado la turismofobia impulsada por grupos radicales, el resto de partidos en la Cámara autonómica aprobaba una tasa que gravará las pernoctaciones de todas nuestas poblaciones”. El nuevo impuesto “repercutirá al final en los ciudadanos, pero también en el sector, porque la Costa Blanca perderá competitividad respecto al resto de destinos”, afirma el dirigente popular.

         Entiende que “la Generalitat puede conseguir más ingresos en turismo, pero apoyando la actividad económica de empresarios y creando empleo, no aumentando impuestos a costa de las vacaciones de los ciudadanos”. Los populares aseguran que “no está claro que los ingresos vayan a repercutir a infraestructuras turísticas» y temen que “vayan a financiar las aventuras nacionalistas del Consell”, como la nueva televisión autonómica.

         Ante la indefinición, Candela exige al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, que “frene a sus socios y no castigue a los visitantes a la Costa Blanca” por la nueva tasa turística por pernoctaciones. “Mientras el secretario de Turismo, Francesc Colomer, se niega a ponerla en marcha, los socialistas permiten que Les Corts aprueben la tasa”, reflexiona el coordinador general, “porque Puig es un rehén de las políticas radicales de Compromís y Podemos y tiene que plegarse a ellas para seguir en el poder”.

         “Puig prefiere ir en contra del interés general apoyando políticas radicales antes que negociar con el Partido Popular para llevar cordura y sentido común a la acción del Consell”, lamenta Candela. Recuerda los acuerdos que puso encima de la mesa Isabel Bonig en el Debate de Política General celebrado esta semana en Les Corts. “Puig no solo fía su destino político, sino el de toda la Comunitat, a las políticas nacional-podemitas en estos dos años”, critica el dirigente popular.

“Ahora es el momento de frenar a Compromís y Podemos o dejarles campar a sus anchas por las instituciones”, asevera Candela, “y está visto que el Partido Popular es el único con principios para hacerlo ante el vasallaje socialista y la inacción de Ciudadanos”.

  

Mociones en ayuntamientos

El Partido Popular empezará esta defensa del turismo presentando mociones en todos los municipios en contra de la turismofobia y no descartan más acciones, aseguró el coordinador general, Rafael Candela. “No podemos permitir que miles de puestos de trabajo de uno de los sectores más importantes de la provincia estén en peligro por la ideología trasnochada de unos radicales”, afirma el dirigente alicantino.

         En estas mociones, los populares recuerdan que “el turismo es una de las principales fuentes de riqueza y empleo de la provincia de Alicante”. El gasto que hicieron los visitantes a la Comunitat Valenciana entre enero y junio de este año ­–el 75% de ellos en la Costa Blanca- fue de 3.943 millones de euros, lo que supone un 17,5% más que el año anterior. “Poner en riesgo una parte de este capital que se reparte entre empresarios y trabajadores es irresponsable por cualquier administración”, asegura Candela.

RELACIONADOS

Ir arriba