El PP denuncia que las aulas de la concertada que se suprimirán son de las más demandadas por las familias

El Partido Popular de la Provincia de Alicante denuncia que las aulas de la concertada que se suprimirán son de las más demandadas por las familias, ya que la mayoría de estas unidades alcanzan el límite máximo previsto por la ley de alumnos, 35. Los datos aportados por la propia Conselleria de Educación “demuestran que Marzà y Oltra actúan con criterios sectarios y radicales al eliminar un servicio que las familias alicantinas solicitan”, concluye el vicesecretario general de Economía y Políticas Sociales, Juan de Dios Navarro.

         Los populares recuerdan que la Conselleria de Educación ha eliminado diez unidades de Bachillerato concertado en la provincia, lo que supone que unos 400 niños y niñas tendrán que cambiar de colegio el próximo curso “o sus padres se verán obligados a hacer un desembolso importante para que continúen”, explica Navarro. Los colegios afectados en la concertada son el Inmaculada Jesuitas, Calasancio, Altozano, Salesianos y Maristas en Alicante; La Salle en Alcoy; Sagrada Familia en Elda y Aitana en Elche.

         De estos diez, en dos de ellos (Calasancio y Jesuitas) alcanzan el tope de 35 estudiantes por clase; en seis superan la treintena y solo en dos de ellos están por debajo, según los baremos del departamento dirigido por el conseller de Compromís Vicent Marzà. Por tanto, entiende el responsable popular, “la Conselleria obvia sus propios criterios de renovación de conciertos, ya que se pierden unidades muy demandadas por las familias”.

         “No nos queda más que concluir que Compromís dirige este departamento desde el más absoluto dogmatismo, al quitarles posibilidades a las familias de que elijan cuál es la educación que quieren para sus hijos y obligarles a abandonar los centros que libremente quieren”, denuncia Juan de Dios Navarro. El dirigente popular exige a Marzà y Oltra que expliquen a las 400 familias afectadas por la medida “qué va a pasar con sus hijos el próximo curso y dónde van a estudiar”.

         El Partido Popular de la Provincia de Alicante, por su parte, “tiene clara su postura a favor de las familias y de la libertad de educación para los hijos”.

RELACIONADOS

Ir arriba