El PP propone la creación de un Sistema Nacional de Bancos de Agua para garantizarla en la provincia

El Partido Popular de la Provincia de Alicante apoya la creación de un Sistema Nacional de Bancos de Agua e interconexión de cuencas, dentro de una política hídrica que huya de los enfrentamientos y que lleve el agua de donde sobra a donde hace falta. Con motivo del Día Internacional del Agua, los populares reivindican este “elemento estratégico para el desarrollo y bienestar de la sociedad”, como reza la ponencia sobre la materia que se discutirá en el próximo Congreso Regional del PPCV.

         El presidente del Partido Popular de la Provincia de Alicante, José Císcar, entiende que “es posible solucionar los problemas sin enfrentamientos entre territorios y con criterios de Estado”. Por ello, reclama una Autoridad Nacional del Agua que reparta “de donde sobra a donde hace falta” a través de un Pacto Nacional que posibilite un Plan Hidrológico Nacional (PHN).

         El líder de los populares alicantinos considera imprescindible la garantía de continuidad de los trasvases que evitan en la actualidad “poner en peligro nuestra economía y territorio”, con la desalación como complemento, nunca como única fuente.

En cuanto al Júcar-Vinalopó, Císcar exige “la puesta en marcha de manera definitiva de esta transferencia hídrica de forma que haya agua para regadío y de calidad para abastecimiento”. Los populares defienden el mantenimiento del Tajo-Segura en los términos de la Ley de Memorándum, “que el Gobierno de Castilla la Mancha quiere liquidar”, recuerda Císcar. Lamenta que los ejecutivos socialistas “quieran retomar una guerra del agua allá donde se firmaron acuerdos estables y positivos para todos”, no solo en esta infraestructura, “sino enfrentando regantes en la Comunitat Valenciana”.

         La política hídrica, entienden los populares, no se basa solo en la transferencia de agua hacia la provincia, sino en su mantenimiento y conservación. Advierten de la necesidad de un programa de modernización de regadíos que evite la pérdida de caudales en el transporte y un ahorro en el reparto, además de aumentar la depuración hasta conseguir que el 100% del territorio tenga este sistema de tratamiento de las aguas residuales. “Es necesario que la Generalitat Valenciana ponga el agua como una prioridad para potenciar la economía y futuro de nuestro territorio”, manifiesta Císcar.

RELACIONADOS

Ir arriba