Serna denuncia el abandono de la agricultura alicantina por parte del Consell y reclama a Mollà políticas de apoyo al producto local

La secretaria general del PP de la Provincia de Alicante, Ana Serna, ha denunciado hoy el “claro e insostenible abandono” del Consell ante la situación que vive la agricultura alicantina y ha reclamado a la consellera de Agricultura, Mireia Mollà, políticas de apoyo para los agricultores alicantinos ante la pérdida de 50 millones en la campaña citrícola.

 

Serna ha recordado que en la Comunidad Valenciana “tenemos una consellera de agricultura de Alicante que está con los brazos cruzados ante la desesperada situación de la huerta alicantina, que sufre de falta de agua, de continuos recortes del Gobierno permitidos por el Consell y que ahora se enfrenta a pérdidas de 50 millones en la campaña citrícola porque nadie en este gobierno está mirando por sus intereses”.

 

La dirigente del PP ha recalcado los bajos precios al que venden los agricultores alicantinos para hacer frente a la llegada de naranja sudafricana y ha instado a Mollà a presionar y mediar como responsable política para evitar el solapamiento de la campaña de la naranja sudafricana y el inicio de la campaña alicantina. Además, ha recordado que debe actuar para incorporar en el protocolo de exportación el transporte en frío para evitar plagas ya que están aumentando las enfermedades y plagas en el campo en la Comunitat Valenciana con daños que las propias asociaciones agrarias cifran en 250 millones de euros.

 

“Los agricultores están en el más absoluto abandono y todo ello repercute también en el producto que llega al consumidor. Es importante que la población tenga acceso a nuestra fruta, que es una fruta de mayor calidad y seguridad alimentaria, pero para ello hace falta agua, trasvase del Tajo, trasvase del Júcar, implicación, trabajo y miramiento por un sector como es la agricultura que está absolutamente dejada de la mano del Consell”.

 

Ha lamentado que en la Comunidad Valenciana “tengamos una consellera cruzada de brazos mientras los agricultores alicantinos están lanzando un grito de desesperación ante las pérdidas económicas, la falta de apoyos del gobierno valenciano y su sectarismo hídrico junto al Gobierno de España”.

 

TWITTER

RELACIONADOS

Ir arriba