El presidente del Partido Popular Provincia de Alicante, Pepe CÍscar, reafirma el compromiso de su formación con el Tajo-Segura: “El PP jamás permitirá que se ponga en cuestión el Tajo-Segura y trabajará siempre por su permanencia” afirma. Recuerda que “solo ha estado cuestionado cuando ha gobernado el PSOE y que ha sido el Partido Popular quien ha blindado por ley la transferencia”.

​ Císcar responde de esta manera a la sentencia del Tribunal Supremo, dada a conocer este sábado, que anula “algunos artículos” del Plan Hidrológico del Tajo. El responsable popular entiende “la intranquilidad de los regantes ante el futuro del Trasvase Tajo-Segura y asegura que la permanencia de Pedro Sánchez en el Gobierno de España no sería una buena noticia para nuestros agricultores, dado su declarado perfil antitrasvasista”. El presidente de los populares alicantinos señala que “desde el PP siempre vamos al lado de las comunidades de regantes de la provincia de Alicante y defender sus intereses”, insiste.

​ La sentencia, que responde a un recurso de la Plataforma en Defensa del Tajo, que anula el Plan Hidrológico del Tajo por entender que no están debidamente fijados los caudales ecológicos en determinados puntos del río. Al respecto, Císcar recuerda que “en la Ley del Memorándum ya se determinó técnicamente los caudales ecológicos y las demandas de riego de la cuenca cedente”. No obstante, los servicios jurídicos del Partido Popular de la Comunidad Valenciana “estudiarán con detenimiento la sentencia y, propondremos a los regantes las iniciativas necesarias para proteger el Trasvase Tajo-Segura”.

​ El líder de los populares alicantinos reclama al presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, que “no se esconda y ponga la Generalitat al servicio de los regantes de la provincia de Alicante”. Císcar entiende que “no cabe esconderse en este caso y quien no dé la cara en esta situación quedará marcado por no trabajar a favor de la provincia de Alicante porque son 104.000 empleos los que dependen de que llegue el agua por la Tubería”.

​ Entiende que, a falta de un estudio más profundo de la sentencia, “hay razones de sobra para que la sentencia no afecte a los futuros caudales”. Recuerda que “el problema del caudal del río a su paso  por Toledo  y Talavera “no es por culpa del trasvase, como nos quieren hacer ver los socialistas de Castilla La Mancha, sino por las aportaciones del río Jarama, el cual conduce las aguas residuales poco depuradas de los corredores industriales de Madrid y Guadalajara”. El presidente popular considera que “lo que se debe abordar y resolver es ese problema de depuración y no echarle la culpa de todo al Tajo-Segura, que es la obsesión del PSOE”.

​ El dirigente recuerda que fue el Partido Popular el que consensuó en 2013 un Memorándum entre el Estado y cinco comunidades autónomas “que garantiza por ley la aportación de caudales”. Lamenta que “ha sido llegar al poder los socialistas y reiniciar los ataques contra el trasvase”. Entiende que “la única solución real para acabar con esta incertidumbre es que gobierne el Partido Popular en Madrid y Pablo Casado sea el presidente del Gobierno”.