La diputada autonómica del Partido Popular Comunitat Valenciana (PPCV), Elisa Díaz, denuncia que los montes de la Foia de Castalla “son un polvorín” donde se acumulan cientos de toneladas de masa forestal después de los últimos temporales. Los populares advierten del peligro que supone esta situación ante la inactividad de la Conselleria de Medio Ambiente para limpiar los montes porque “como haya un incendio en esta situación no lo parará nadie”.

La diputada ha recorrido diversos parajes tanto de monte público como privado para comprobar ‘in situ’ la situación actual “de degradación del medio natural de la provincia de Alicante ante la pasividad de un Consell que no ve el peligro que existe en la actualidad”, indica. Allí se acumulan árboles caídos y rotos tras los fuertes registrados al paso de los últimos temporales, una situación que afecta a varias comarcas alicantinas.

Por este motivo, el Grupo Parlamentario Popular (GPP) en Les Corts Valencianes presentarán una Proposición No de Ley (PNL) “para que el Consell actúe de manera urgente para prevenir incendios y plagas”. Díaz insiste en que “la situación de los montes es la auténtica emergencia climática que existe en la Comunitat Valenciana”.

La responsable popular de Medio Ambiente estuvo acompañada por el portavoz del Partido Popular de Banyeres de Mariola, José Carlos Molina, quien anunció que su grupo municipal presentará una moción en el próximo Pleno para pedir “ayudas para el desbroce y limpieza de los montes públicos y privados”. Advierte de que “la enorme cantidad de árboles caídos y ramas son una caldera que, cuando seque, convertirá el monte en un foco inminente”.