El presidente del Partido Popular Provincia de Alicante, Pepe Císcar, exige al Gobierno que apruebe, y de manera urgente, la propuesta de la Comisión de Explotación del Trasvase Tajo-Segura de enviar 20 hectómetros cúbicos a la provincia. “Alicante necesita esa agua de manera imperiosa y no podemos permitirnos ni una gota menos”, recuerda el dirigente popular.

         Císcar reclama “diligencia” a la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, para que no se repita el retraso que ha ocurrido en agosto por las vacaciones del director general del Agua. “Todavía quedan caudales pendientes del anterior trasvase de agosto”, insiste el presidente provincial, “por lo que es más necesario que nunca que el Ministerio cumpla fielmente y envíe todo el caudal propuesto por la Comisión de Explotación antes de que concluya el año hidrológico”, el próximo 30 de septiembre.

         “Esta agua es imprescindible tras un verano muy duro en la provincia de Alicante, donde no se ha podido regar por la falta de compromiso del Gobierno con el trasvase”, manifiesta. Recuerda que “la incertidumbre producto de las declaraciones tanto del presidente, Pedro Sánchez, como de la ministra Teresa Ribera, unido al retraso del anterior trasvase, provocaron el temor en los agricultores de que no iba a llegar el agua”.

Císcar entiende que “no es posible que cada vez que haya un trasvase se ponga en cuestión, porque la ley así lo obliga, y por ello es necesario que el Gobierno se comprometa de verdad con los regantes alicantinos como lo hace el PP”. El presidente de los populares alicantinos indica que “gracias al memorándum pactado entre el Gobierno de Mariano Rajoy y cinco comunidades autónomas en 2013, hoy la provincia de Alicante tiene garantizada el agua del trasvase y se evita su sustitución por el agua desalada, que debe ser un complemento al caudal del trasvase”.