El Partido Popular de la Provincia de Alicante ha lanzado una innovadora iniciativa con la que pretende poner de relevancia la importancia del debate sobre el cambio climático en la campaña electoral. Además de pedir el voto a partir de la madrugada del jueves al viernes, los populares alicantinos también repartirán los tradicionales detalles promocionales. En esta ocasión han optado por el uso de ‘merchandasing’ ecológico reciclable o reciclado. 

Las tazas serán de fibra natural de bambú, las bolsas estarán hechas de algodón, los bolígrafos serán de cartón y las pulseras de fibras recicladas. En definitiva, los productos a repartir por afiliados y responsables políticos durante los 10 días de campaña electoral serán respetuosos con el medio ambiente.  La medida ha sido recibida con especial ilusión por la cantera popular. Desde la organización de Nuevas Generaciones han manifestado “estar muy concienciados con la necesidad de dar una respuesta efectiva al conflicto del cambio climático en nuestro país”. Un debate que se abrió de forma muy contundente hace apenas unos meses con las manifestaciones impulsadas por diferentes grupos activistas y estudiantiles de todo el mundo.

Por su parte, el responsable de campaña e ideólogo de la iniciativa, Raúl Dalmau, ha recalcado “la importancia de abandonar los gestos y contribuir a mejorar nuestro entorno con actuaciones innovadoras”. El joven dirigente popular ha concluido diciendo que “el cambio climático no se combate con fotos para Instagram o con ‘hastags’ en Twitter, sino con acciones reales que tengan impacto”.