El diputado del Grupo Parlamentario Popular en Les Corts, Juan de Dios Navarro, ha señalado hoy que “los afectados por la xylella se sienten olvidados por la consellera de agricultura Elena Cebrián”, tras la comparecencia de esta en la Comisión de Agricultura de les Corts.
 
   Los datos reflejan que desde junio de 2017 a febrero de este año ha habido seis brotes, con tres comarcas afectadas (Marina Alta, Marina Baixa y El Comptat), 153 parcelas afectadas, pero solo 176 almendros los que han dado positivo. Estamos hablando de que se destruirán 35.000 almendros en una superficie de 1.250 hectáreas, lo que supone el 25% del cultivo total de secano.
 
   Navarro ha señalado que “Cebrián no ha sabido dar respuesta a los afectados de la xylella.. Está desbordada, no sabe qué hacer y pretende echar la culpa a otros de su propia incapacidad demostrada. No gestionan bien la situación porque solo tiene 38 solicitudes de ayudas de agricultores cuando hay más de 500 recursos de alzada”.
 
   El diputado popular considera que “no estamos hablando de un tema político sino de una cuestión de humanidad porque el sector se siente muy afectado, presionado y coaccionado por la Conselleria que no les escucha y actúa a sus espaldas”.
 
   Juan de Dios Navarro ha señalado que “en estos momentos las  comarcas afectadas están en situación de abandono. Los agricultores se sienten ninguneados y solos, porque ni siquiera les ofrecen suficiente información de la situación o de las actuaciones que llevan a cabo. Hay falta de información sobre las casi 6.000 muestras pendientes y ocultación de la posible presencia de nuevos brotes. Desde la última resolución de 19 de febrero no se ha sabido nada más. Se sienten desamparados”.
 
   Juan de Dios Navarro ha citado como ejemplo la norma dictada por la Conselleria. “Había una cláusula que pusieron con nocturnidad y alevosía en la que decía en su artículo 5 que era obligado para percibir las ayudas firmar un documento de autorización para poder entrar en sus parcelas. Coartan la libertad”.
 
   El diputado ilicitano ha indicado que otro ejemplo del abandono es que la consellera Cebrián no ha acudido a la zona afectada. Realmente no están al lado del sector. Además, las medidas para erradicarlas se están demostrando insuficientes porque arrasan las parcelas sin cumplir el protocolo y sin trabajar bien la zona porque dejan las raíces del árbol y dejan el tronco sin arrancar. El primer foco, el de Guadalest, lleva tres tratamientos y aun así continúan las ninfas del insecto. No es el modo de funcionar ni de actuar”.
 
   Navarro ha manifestado que “no se está defendiendo al sector sino que les destrozan los campos e intentan tomar el pelo a unas personas que lo están pasando muy mal y están perdiendo todo lo que tenían en la vida”.
 
   Por último ha concluido que “sin la colaboración de los agricultores y su trabajo en el campo es imposible atajar en la enfermedad. Politizando la cuestión y excusándose en el Ministerio para tapar su propia negligencia el problema de la xylella solo va a ir a más”.